Liquidación de haberes generó malestar en los trabajadores de DLS

Se registraron casos con descuentos de hasta 12.000 pesos. El conflicto pasó a un cuarto intermedio para destrabar el conflicto y no llegar a una retención de servicios.

Trabajadores de la empresa petrolera DLS reclaman una incorrecta liquidación de haberes correspondiente al mes de diciembre. Se registraron casos con descuentos de hasta 12.000 pesos. Delegados de la empresa y representantes de la compañía pasaron a un cuarto intermedio para destrabar el conflicto y no llegar a una retención de servicios.
"Me descontaron 10.000 pesos de la noche a la mañana", era uno de los reclamos más escuchados en la tarde de ayer en las instalaciones de la empresa DLS de Comodoro Rivadavia, ubicada sobre avenida Hipólito Yrigoyen 4.550.
A primera hora de la mañana los trabajadores se habían acercado a buscar sus recibos de sueldo y se encontraron con la sorpresa de un descuento en sus salarios.
"Primero nos dijeron que no nos iban a entregar los recibos de sueldo por problemas administrativos, pero que íbamos a seguir cobrando y resulta que cuando llegamos nos entregan el recibo y nos falta plata", sostuvo uno de los trabajadores, molesto por la situación que le tocaba atravesar.
Ante esta situación, los delegados se hicieron presentes en el lugar para exigir lo que se había prometido a mediados del mes de diciembre cuando habían acordado un bono de fin de año.
La reunión se llevó a cabo a partir de las 14 en un clima donde la incertidumbre y el malestar eran la común característica entre los presentes. "Esto se llama aprovecharse de la situación. Nos están midiendo para saber si somos sumisos y no hacemos nada contra ellos", manifestaron los trabajadores.
"Nosotros hacemos nuestro trabajo. Les guste o no lo que ganamos, lo tenemos bien merecido porque son horas y horas que estamos lejos de nuestras familias, con frío o calor", agregaron.
Los empleados destacaron que en la empresa se viven momentos "raros, donde nadie se hace cargo de la situación desde hace varios meses. Hace tiempo que vienen circulando rumores que se van y que nos dejan en la calle. Juegan con nosotros y nadie se hace cargo de lo que nos pasa", subrayaron.
Al cierre de esta edición, ambas partes aún seguían negociando para llegar a buen puerto.
Asimismo, los petroleros admitieron que de no tener una respuesta clara e inmediata que los dejara conformes, irían a una retención en el servicio.
"No queremos llegar a ese extremo porque significaría un golpe para todos los compañeros, pero la verdad es que cansa vivir en una situación donde pasa de todo y nadie se hace cargo de nada", señalaron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico