Liverpool: ciudad musical, arquitectónica y apasionante

Su gloriosa historia marítima, su patrimonio musical líder en el mundo, dos de los mayores equipos de la primera división inglesa y no sólo una, sino dos catedrales majestuosas diferentes la colocan como uno de los puntos más visitados de Inglaterra.

Liverpool es uno de los destinos más buscados por quienes tienen la posibilidad de visitar Inglaterra. Tiene una gran arquitectura, ni hablar de su patrimonio musical y fue declarada Capital Europea de la Cultura en el año 2008.
La mejor época para visitarla es en verano, de todos modos el clima es impredecible como lo es en toda Inglaterra. Esta ciudad cuenta con edificios victorianos, grandes restaurantes, tiendas y museos. Además de una vasta cultura que se manifiesta en conciertos y festivales durante todo el año.
La curiosidad más famosa de Liverpool es sin duda Albert Dock. Sus más de 116.000 m2 fueron inaugurados por el mismo Príncipe Alberto el 30 de julio de 1846. No se trata solo de un antiguo puerto. Liverpool era la puerta de entrada al Imperio Británico y en él desembarcaron todo tipo de objetos exóticos procedentes de todo el mundo, como el algodón, el té, el tabaco, la seda y el brandy. También fue uno de los centros de la Revolución Industrial, lo cual permitió las creaciones más vibrantes de transporte comercial de Inglaterra. Hoy día en el complejo inmenso de edificios donde están situadas diversas tiendas, cafeterías, bares, restaurantes y museos entre los cuales la Galería del arte contemporáneo Tate (Tate Modern Art Gallery) y el Museo marítimo Merseyside (Merseyside Maritime Museum).
Justamente al lado del Albert Dock está el muelle de atraque Head en el cual están localizados los famosísimos Royal Liver Buildings y el pájaro legendario Liver – el símbolo de Liverpool.
El estadio de Liverpool es uno de los más famosos del mundo. Cada día hay excursiones, durante las cuales se puede ver las guardarropas, las salas de prensa y pasear por el campo de fútbol. Es recomendable inscribirse en la excursión de antemano, porque hasta siendo previsor y con una semana de anticipación puede que no se consigan entradas y por esta razón presenciar un partido es, por desgracia, casi imposible.
Por su parte, la catedral inglesa (The Anglican Cathedral) es la más grande de la Gran Bretaña y ocupa el quinto lugar en el mundo por su tamaño. Sin duda, es uno de los sitios más importantes de Liverpool, aunque muchos viajeros no le encuentran gran encanto y la critican por ser demasiado "comercial". Una de las razones es que si bien se trata de un gran edificio, el mismo no es muy antiguo, comenzó a construirse en 1904 y en sus instalaciones se destina un considerable espacio a una tienda de recuerdos, se hacen visitas teatralizadas y hay hasta una cafetería y restaurante. Lo que se rescata en muchas de las opiniones de los turistas es que desde las torres de la catedral se abre una vista magnífica a la ciudad y subir a las mismas es gratis.
Al frente, se encuentra la Catedral del Cristo Rey o Catedral Metropolitana de Liverpool. Fue construida en 1853 básicamente por la demanda católica de muchos emigrantes irlandeses. Su exterior, en forma de cruz latina, destaca por su curiosa cúpula y su innovador aspecto, muy diferente al de las iglesias tradicionales.
Mathew Street es la calle donde empezó la carrera de The Beatles y allí todo está relacionado con este nombre. El monumento a John Lennon, la entrada antigua del club "Caberna"( es el lugar donde Beatles dio su primer concierto), la tienda que está completamente dedicada a este grupo. También en Matthew street se encuentra el pub The Grapes, donde los musicales pasaban su tiempo, bebiendo un jarro de cerveza en los intermedios de sus actuaciones. Hoy en día Matthew street – es un lugar de descanso muy popular con una gran cantidad de bares, clubs y pubs.
Además Liverpool ofrece a los amantes de los paseos nocturnos una gran variedad de clubs y discotecas. En la actualidad, esta metrópoli está repleta de nuevas tiendas fabulosas, animados restaurantes, hoteles a la última y bares de copas de moda, así como una oferta cultural de primera categoría con más museos y galerías que ningún otro lugar fuera de Londres.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico