Llaman a apagar la luz por una hora

Cientos de miles de personas apagarán mañana las luces y desconectarán sus aparatos electrónicos entre las 20.30 y 21.30 en el marco de "La hora del planeta", una movida mundial con la que se busca "generar conciencia acerca de la necesidad del uso de energías sustentables" y que en Argentina se llevará a cabo con la reducción de luminarias en monumentos históricos y edificios públicos.

Los organizadores del evento eligieron este año el eslogan "Todos somos parte de la solución", en referencia al aporte que podría realizar la población frente al problema del cambio climático.

La iniciativa es impulsada a nivel planetario por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) y en el caso de la Argentina es coordinada por la Fundación Vida Silvestre.

En el plano local, la Fundación invitó a todos las personas a apagar la luz y alumbrar al Venado de las Pampas, especie emblema de Argentina y en peligro de extinción, a raíz de "prácticas agrícolas y ganaderas, el ingreso de enfermedades con el ganado vacuno, la caza y las especies exóticas", según explicó a Télam Fernándo Meñarro, coordinador del Programa Pampa de Vida Silvestre.

El ambientalista explicó que la movida "busca poner en evidencia la problemática del cambio climático, es decir llamar a tomar conciencia sobre la importancia de este fenómeno, pero también sacar a la luz algunos problemas ambientales locales, como en el caso nuestro es el venado de las pampas".

Actualmente esta especie se encuentra sólo en cuatro provincias: en el centro-sur de San Luis, en los campos correntinos del Aguapey y los Esteros del Iberá, además del norte de la provincia de Santa Fe, y en la Bahía de Samborombón, donde se encuentran censada una población de solo 150 ejemplares con serio riesgo de extinción.

En este sentido, la entidad le pidió a los gobiernos nacional y bonaerense la "implementación de medidas urgentes y efectivas para salvar a la última población del Venado de las Pampas en la Provincia de Buenos Aires y proteger su hábitat".

La Hora del Planeta comenzó a nivel mundial el 31 de marzo de 2007 en Sydney, Australia, cuando 2.2 millones de personas decidieron apagar la luz durante una hora dejando la ciudad completamente a oscuras como símbolo de su posición "contra el cambio climático y a favor de un planeta vivo".

En 2015, La Hora del Planeta se expandió por el mundo con 10 mil ciudades de 172 países que participaron de la iniciativa apagando monumentos emblemáticos como el Sky Tower (Nueva Zelanda), la Torre Eiffel (Francia), el Obelisco (Argentina), Times Square (Nueva York), y el Palacio Real de Madrid (España), entre otros.

En apoyo a la iniciativa, varios monumentos históricos del país apagarán sus luces en apoyo y, por ejemplo, mañana a las 17 se inaugurará en el Obelisco un jardín vertical compuesto por 6.300 plantas de 23 especies diferentes, las que serán obsequiadas al público una vez finalizado el acto.

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño anunció además que apagará 6 monumentos públicos entre 20.30 y las 21.30 para generar conciencia que el cambio climático afecta a todos: la Floralis Genérica, el Monumento a los Españoles, el Monumento a San Martín, el Obelisco, el Planetario y el Puente de la Mujer.

También habrá actos de apoyo en la explanada del emblemático Monumento a la Bandera de Rosario, que durante una hora quedará iluminado solo por velas y luego se realizará un concierto al aire libre de la orquesta "Ensamble de Vientos Municipal".

La Municipalidad de esa ciudad santafesina informó que en ese horario los principales monumentos, sitios y edificios públicos serán apagados e invitó a la ciudadanía a sumarse apagando las luces de sus hogares y desconectando los artefactos eléctricos.

El gobierno de San Luis también se sumará a la campaña mundial, según adelantó el ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción de la provincia, Cristian Móleker, y su par de la cartera de Turismo y la Cultura, Liliana Bartolucci.

En el marco de la iniciativa se realizará en la capital un espectáculo en vivo, con clases de gimnasia, pintura facial para niños y light painting, acompañado por un show de percusión y acrobacia, y la entrega de elementos simbólicos del evento (velas, pulseras LED, globos, entre otros).

El gobierno de San Luis adhiere además al apagar por una hora la Casa de Gobierno Ecológica Terrazas del Portezuelo y los monumentos públicos como el Hito del Bicentenario, Monumento al Pueblo Puntano de la Independencia y la Réplica Histórica del Cabildo de 1810 en la Ciudad de La Punta, a la que se sumarán otros organismos públicos y municipales.

Bahía Blanca también se sumará con la reducción de la luminaria frente al Palacio Comunal ubicado en Alsina 65, además de una actividad artística a cargo de la compañía El Desarmadero en la plaza Rivadavia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico