Llegaron las primeras ballenas a Madryn

Aunque la temporada de Ballenas 2017 comenzará el 17 de junio, según confirmó el intendente de Puerto Pirámides, Javier Roldán, ya se pudieron observar las primeras en cercanías del Monumento al Indio en Puerto Madryn.

Las primeras ballenas empiezan a asomarse a la costa chubutense. El guardafauna Juan Carlos López indicó que se pudo observar un adulto y juvenil por lo que "de a poco comienzan a llegar. Ya es la época y uno se emociona como la primera vez".
López remarcó - en radio LU17- que "estaban muy cerca de la costa. A unos 200 metros, donde está la plataforma de buceo".
En tanto, esta semana se oficializaría el lanzamiento de la temporada de avistaje de ballenas Franca Austral. La fecha del sábado 17 de junio, en Puerto Pirámides, surgiría por consenso del Ministerio de Turismo con las áreas municipales de Turismo de la Comarca VIRCH-Valdés, según confió un funcionario provincial a Radio Tres Cadena Patagonia.
Desde Pirámides, seis empresas están habilitadas para adentrarse en el mar hasta los enormes animales que llegan para su apareamiento. Incluso, desde septiembre ya pueden verse las hembras con sus crías.
La fecha en que se pondrán en marcha las excursiones aún no está establecida. Como cada año dependerá de la presencia de un número significativo de cetáceos. En años anteriores, los avistajes embarcados comenzaron incluso antes de la ceremonia de apertura oficial de la temporada. Solo se hará un acto en Puerto Pirámides y no se prevé otro en Buenos Aires.
En los últimos años se realizaron varios estudios del compartimiento de los cetáceos y para tratar de comprender por qué llegan antes al Golfo y se van después.
Según consignaron, durante el 2016, por ejemplo, en agosto se realizó el primer conteo y registraron 725 ballenas de las cuales 191 eran crías. A partir de 2007 la tasa comenzó a decrecer en el golfo lentamente. En la temporada 2012 los conteos realizados registraron alrededor de 2000 ejemplares a la zona.
Actualmente ese índice estaría en un 3 anual y se lo atribuye a que se está estabilizando la población de ballena franca austral, ya que no está en peligro de extinción a partir de la prohibición de cazarlas.
Normalmente, cada año en los primeros días de mayo llegan los cetáceos para hacer del Golfo nuevo un show diario y que los miles de turistas y residentes puedan disfrutar de sus danzas en las costas de la Península. Cuando se abre la temporada las ballenas pueden verse desde cualquier punto, inclusive desde la costa, a pesar de las salidas náuticas que ofrecen algunas compañías.
Una visita única
Por sus condiciones naturales, Península Valdés fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999, y fue elegida por la revista National Geographic como uno de los 10 mejores lugares de todo el mundo para ver ballenas. En este sentido, mientras dura la temporada, las "Gigantes de Valdés" se cuentan de a cientos, lo que garantiza avistajes dinámicos, de varios ejemplares, en diversas situaciones y comportamientos.
En estos meses, aprovechan las aguas calmas de los golfos Nuevo y San José para reproducirse, dar a luz y acompañar a sus ballenatos en las primeras incursiones por el fondo del mar.

Epígrafe:

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico