Llegó la primavera y con ella las alergias: ¿cómo combatirlas?

En general es muy difícil prevenir que aparezca una enfermedad alérgica. Cuando la herencia está presente, sólo es cuestión de tiempo para que se manifieste, pero una vez que aparecen los primeros síntomas es importante un diagnóstico temprano y tratamiento adecuado para prevenir riesgos a futuro y evitar la aparición de nuevas manifestaciones alérgicas.

Aproximadamente un 30 de la población tiene alergia o atopía, que es una condición, genéticamente determinada, por la cual nuestro sistema inmune (sistema de defensa) reacciona de manera desproporcionada y descontrolada ante la exposición a elementos de la naturaleza con los que estamos en contacto habitualmente, estos elementos se denominan alergenos y pueden ser por ejemplo: los mencionados pólenes de plantas, ácaros del polvillo, hongos aerógenos, caspa de mascotas como así también alimentos, medicamentos o venenos de insectos.

Las plantas cumplen su función reproductiva a través del polen, esta se lleva a cabo de dos maneras, una, los pájaros e insectos que se alimentan con el néctar y transportan los granos de polen de flor en flor; pero más comúnmente estos son despedidos y esparcidos al medio ambiente y por acción del viento vehiculizados hasta su objetivo, cumpliéndose así un ciclo natural que asegura la supervivencia del reino vegetal. Este proceso ocurre en los meses de primavera y verano.

De la interacción del medio ambiente con personas susceptibles resultan las enfermedades alérgicas, de estas las más prevalentes son sin dudas las respiratorias, entre ellas la rinitis y el asma. De hecho, aproximadamente el 80 de los pacientes diagnosticados como asmáticos tienen rinitis y hasta un 50 de pacientes con rinitis alérgica cursan con asma concomitante.

Los síntomas cardinales de la rinitis alérgica son estornudos, picor, secreción acuosa anterior y posterior, obstrucción nasal. Sin lugar a dudas resulta altamente molesta y con alto impacto en la calidad de vida y la productividad de quien la padece.

IDENTIFICAR EL FACTOR QUE NOS CAUSA LA ALERGIA

Con un simple test cutáneo llamado Prick test, que se realiza en la piel del antebrazo en el que se pinchan con los diferentes alérgenos a los que estamos expuestos en menos de 20 minutos uno puede determinar a qué somos alérgicos

TRATAMIENTOS PARA LAS ALERGIAS ESTACIONALES

Los medicamento más comúnmente utilizados son los antihistamínicos que resuelven en gran parte los síntomas como estornudos, picazón y rinorrea, pero también los corticoides inhalatorios, tanto para la rinitis y para el asma, son los medicamentos de primera elección y utilizados a las dosis recomendadas son seguros y efectivos.

Pero quizás la herramienta más importante de la que disponemos los especialistas en alergia es el tratamiento con vacunas de alergenos o tratamiento desensibilizante, que es el único que puede cambiar la historia natural de la enfermedad alérgica.

PREVENCION

En este sentido conocer las características históricas y actuales del polen presente en el medio ambiente es un recurso indispensable para alertar a la población con síntomas de alergias estacionales. Con estos datos uno puede aconsejar a las personas alérgicas a determinado polen, cuando este está presente en el medio ambiente en altas concentraciones, cuidarse de salir o de hacer actividades recreativas o deportivas en las horas picos, que son al mediodía, en los días soleados, secos y ventosos. Estas condiciones favorecen a la producción y trasporte del polen.


Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico