Lo amenazó para que se hiciera cargo del delito que él había cometido

Bruno Emanuel Nehiual será juzgado por coacción y la Fiscalía de Sarmiento pretende que se le imponga una pena de 3 años. Así se conoció ayer durante la audiencia preliminar a la que fue sometido por el delito ocurrido el 22 de julio del año pasado. Se le imputa que estando en el calabozo amenazó a otro preso y le dijo que se culpara por el robo porque no tenía antecedentes y en cambio él sí. De lo contrario lo haría "boleta".

El juez Alejandro Rosales dictó el auto de apertura de juicio oral y público contra Bruno Emanuel Nehiual (25) como presunto autor del delito de coacción. El joven se encuentra detenido con prisión preventiva en la alcaidía de Comodoro Rivadavia por una causa de robo agravado. La Fiscalía adelantó ayer en la audiencia que solicitará que se le imponga una pena de tres años de prisión y la declaración de reincidencia.
La audiencia preliminar se celebró en la Oficina Judicial de Sarmiento y fue presidida por el juez Alejandro Rosales. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal general Laura Castagno, mientras que el imputado fue asistido por el abogado adjunto de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzún.
En la oportunidad, la representante de la parte acusadora relató los hechos que figuran en la pieza acusatoria, indicando que los mismos ocurrieron el 22 de julio del año pasado en horario de la mañana, en la comisaría local de Sarmiento.
En esa dependencia, en el sector de calabozos, se encontraban detenidos el acusado y el denunciante a la espera de una audiencia de control de la detención. Según relató la víctima, en un momento dado Neihual le manifiesto que declarara lo que acordaron y que se hiciera cargo de la causa.
La propuesta del imputado se basaba en que su compañero de causa no registraba antecedentes penales computables y por este motivo la pena que le podía recaer sería menor. En este contexto, Nehiual le habría dicho que si no hacía lo que le pedía, sería “boleta".
Para las audiencias de debate la Fiscalía presentará cuatro medios de prueba testimoniales y tres documentales y con respecto a la calificación legal escogida la acusadora dijo que corresponde juzgarlo como autor del delito de coacción.
Por último, anticipó que solicitará al tribunal del juicio que imponga al acusado la pena de tres años de prisión, más declaración de reincidencia.
A su turno, el Defensor Público no formuló objeciones a la pieza acusatoria elaborada por el Ministerio Público Fiscal y ofreció testimonios.
Así las cosas, Rosales declaró admisible la acusación pública, los medios de prueba presentados por la Fiscalía y estableció que la Oficina Judicial deberá designar un tribunal unipersonal para el juicio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico