Lo asaltaron en su casa y le pegaron dos tiros en la rodilla derecha

Un joven de 19 años que descansaba en su vivienda de Angel Velaz al 1.300, en el Quirno Costa, fue asaltado ayer a la madrugada por un menor de edad y una mujer. Mientras el adolescente le asestó dos tiros en la rodilla, la joven le sustrajo un sobre con efectivo. Ambos fueron detenidos por personal policial de la Seccional Cuarta.

A las 4:30 de ayer una pareja de delincuentes, conformada por un adolescente y una mujer mayor de edad, asaltó en Angel Velaz al 1.300 a un joven de 19 años a quien le pegaron dos tiros en una rodilla.
Según informaron fuentes policiales de la Seccional Cuarta, ambos asaltantes ingresaron a la vivienda armados y le asestaron dos tiros en la rodilla derecha al dueño de casa.
El joven al parecer se resistió al robo de sus pertenencias, por lo que el adolescente le disparó directamente a la rodilla. Con la víctima inmovilizada, la mujer se dedicó a buscar dinero, encontrando un sobre con efectivo, pero la suma no trascendió ya que es una de las pruebas de la investigación.
Alertada la policía, una comisión de la Seccional Cuarta llegó al lugar cuando todavía se encontraban los ladrones. El adolescente gatilló contra los policías, aunque por fortuna los proyectiles no salieron.
Ambos intentaron escapar, pero fueron reducidos.
En primer término aprehendieron a la mujer, que fue identificada por fuentes oficiales como Micaela Cárdenas, quien intentó descartar un revólver calibre 22 en la casa de un vecino, pero la acción alcanzó a ser advertida por los policías.
A las pocas cuadras redujeron también al adolescente -identificado como S.M. de 17 años-, quien ya había descartado el revólver.
En un primer momento, la víctima denunció la sustracción de un teléfono celular, pero finalmente el aparato fue hallado por el propio joven.

OTRO DETENIDO
Cuando la comitiva policial regresaba a la comisaría del barrio Quirno Costa luego de intervenir en el violento robo, se identificó a un joven que caminaba por Providencia y Comunidad.
El sospechoso llevaba oculto entre sus prendas un revólver calibre 22 y se lo detuvo por tenencia ilegal de arma de fuego. Fue identificado como Andrés Cárcamo, de 21 años, con domicilio en el barrio Moure.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico