Lo condenaron a 3 años de prisión en suspenso por violencia de género

Se conoció ayer el veredicto del juicio por amenazas, lesiones agravadas y violencia de género, delito por el cual fue condenado Ivo Marinho a 3 años de prisión de cumplimiento condicional. El incidente ocurrió en abril de 2013 y se debatió judicialmente en los tribunales penales desde la semana pasada.

Por el episodio ocurrido el 12 de abril de 2013 en un domicilio de Rada Tilly, la justicia declaró penalmente responsable a Ivo Marinho del delito de lesiones graves dolosas agravadas por el vínculo y amenazas, en concurso real con violencia de género. A ese resultado llegó la juez Mariel Suárez, quien presidió el tribunal unipersonal que llevó a cabo el debate.
La magistrada, durante la lectura de la parte resolutiva de la sentencia, afirmó que quedó acreditada en el debate la materialidad y autoría de Marinho, tal como lo solicitaron el fiscal y la parte querellante, quienes en los alegatos solicitaron la pena de tres años de prisión condicional para el imputado, mientras que la defensa requirió su absolución.
Hay que recordar que el Ministerio Público fue representado por el fiscal general, Julio Puentes, y la querella por el abogado particular, Juan Carlos Smith. La defensora pública, Matilde Cerezo, tuvo a su cargo la asistencia técnica del imputado.
A lo largo del debate se acreditaron los extremos que trajo la Fiscalía a través de las pruebas, tanto de cargo como las de descargo. Además, los indicios fueron transformándose en prueba unívoca y se corroboraron las premisas e hipótesis iniciales. Así lo dio a entender la juez al momento de dictar sentencia y explicó que si bien hubo un episodio de accidente de tránsito anterior al hecho, de él no resultaron lesiones visibles en la víctima.
"Se corroboraron las amenazas por el llamado previo del imputado a la víctima, prometiendo ocasionar un mal futuro inmediato", agregó la magistrada.

UN DIA DE FURIA

Entre las acreditaciones mencionadas se destacó que el imputado se hizo presente el día del hecho en el domicilio de la víctima, en Rada Tilly. los "indicios de presencia de Marinho en el lugar son muy fuertes", consideró Suárez. Con su accionar produjo diversos tipos de lesiones en la víctima, las cuales fueron corroboradas con los certificados médicos extendidos por una profesional del Hospital Regional, así como su posterior tratamiento psiquiátrico.
Por otro lado, la presidente del tribunal sostuvo que se acreditó tanto la autoría como la materialidad del hecho y destacó como correcta la calificación legal escogida por los acusadores público y privado.
En cuanto a la violencia de género, sostuvo que la misma se acreditó al evaluar cada uno de los episodios relatados y también los dichos del imputado en el juicio, por lo que resolvió condenarlo como autor de los delitos de lesiones graves dolosas agravadas por el vínculo y amenazas en concurso real con violencia de género, a la pena de tres años de prisión en suspenso.
Además, el condenado deberá supeditarse a las reglas de conducta, fijar residencia y someterse al Cuerpo de Delegados de Control.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico