Lo demoraron por manejar ebrio, se habría resistido y terminó con un brazo fracturado

Según informó la policía, el conductor de un VW Gol manejaba ebrio y al momento de ser sometido al test de alcoholemia, arremetió contra policías y contra el médico del área municipal de Tránsito. El análisis arrojó resultado positivo y en el forcejeo con los efectivos, el joven terminó con un brazo fracturado. Luego de ser enyesado en el Hospital Regional fue trasladado detenido por atentado y resistencia a la autoridad. El automovilista de 25 años será sometido hoy a la audiencia de control en la Oficina Judicial.

El incidente se registró ayer a la madrugada durante un operativo desarrollado por los efectivos de la Seccional Sexta, Sección Canes, División Motos, Policía Montada, Sección Operaciones, la División Drogas, Seguridad Vial y Tránsito Municipal. Se cumplió sobre Polonia y O’Donell, en el ingreso al barrio San Cayetano.
Fuentes oficiales precisaron que el conductor se desplazaba a bordo de un Volkswagen Gol –dominio NAE 296- en compañía de una joven de 20 años. Ambos descendieron y los uniformados detectaron que el conductor estaba en presunto estado de ebriedad. Así, el médico del área municipal de Tránsito le realizó el test y arrojó 1,12 gramos de alcohol por litro de sangre.
Siempre de acuerdo a la información oficial, el conductor –de apellido Colombo- habría arremetido contra los policías y el médico que le practicó la prueba de alcoholemia. En un forcejeo, el automovilista cayó al suelo y sufrió fractura en uno de sus brazos. La policía indicó que el conductor se golpeó contra la cinta asfáltica.
Ante la situación, el hombre fue trasladado al centro asistencial, donde lo enyesaron. Luego de recibir la atención médica, fue llevado a un calabozo de la Seccional Sexta. Allí permanece en calidad de detenido en averiguación de los delitos de atentado y resistencia a la autoridad, se informó. Hoy se formalizará la apertura de la investigación si la Justicia así lo determina, aunque se espera que el detenido denuncie el presunto maltrato policial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico