"Lo de Guille" ayuda y da contención a 71 chicos caletenses

Guillermo Gil y su familia a través de un comedor ubicado en la cocina de su casa dan apoyo escolar, contención y las cuatro comidas a más de setenta chicos. Necesitan de la solidaridad para poder sostener y continuar.

Guillermo Gil tiene una dura historia, su padre secretario Gremial de ATE, fue desaparecido el 25 de febrero de 1976 por la Dictadura Cívico-Militar, sus suegros también. Desde Mendoza se trasladó a Buenos Aires y por su profesión (vendedor ambulante marroquinero) llegó a Caleta Olivia.

Hace poco más de un año, Guillermo caminaba puerta por puerta y vio como unos niños se iban de su casa hacia la escuela con solo una taza de té y pan para todo el día, en ese momento decidió que quería dar una mano y brindarles las cuatro comidas esenciales.

"Mi padre y mis suegros decidieron que lo mejor para poder brindarle un futuro al país era luchando y fueron desaparecidos, yo tomé ese pensamiento y decidí transformarlo en este proyecto", cuenta a El Patagónico "Don Guille" como lo conocen en el barrio.

Con un problema de salud por un accidente laboral "por el que no recibí ninguna ayuda y fui abandonado", su esposa y tres hijos - una con discapacidad - comenzaron el 18 de julio del año pasado "Lo de Guille" comedor y centro de contención para chicos de Caleta Olivia.

Según detalla Guillermo "empezamos con 5 chicos y ahora ya son 71 los que vienen, cada día se suman más chicos, además de darles las cuatro comidas, les brindamos ayuda escolar con cursos de inglés, geografía, biografía, dictados por maestras que nos dan una mano, además de cortes de pelos".

Sumado a esto, profesionales de la salud se comunicaron con Guillermo y ofrecieron sus servicios. "Si cualquiera tiene un problema de salud, contamos con odontólogos, nutricionistas, médicos clínicos, que yo llamo y les envío los chicos para que sean atendidos en sus consultorios de manera gratuita", detalla.

Chicos1.jpg


En "Lo de Guille" hay Wi-fi pero los chicos tienen prohibido el uso de internet "acá vienen a comunicarse, a interactuar entre ellos. Si están aburridos, tenemos más de 70 juegos de mesa –mientras habla con este medio se escucha que golpean la puerta-, y ahí ya empezaron a llegar los chicos" relata.

Guillermo resalta: "no recibo ayuda política de nadie, esto es todo a pulmón, acá lo que recibo y a quienes les debo todo mi agradecimiento es a los ciudadanos de Caleta Olivia que nos ayudan en todo, pero la política acá no".

En el comedor reciben alimentos y abrigos desde Las Heras hasta San Juan, pero el pedido que realiza "Don Guille" es el siguiente: "tenemos mucha ropa para los chicos, también conservas, pero lo que necesitamos si es que pueden ayudarnos es con comida fresca, pollo, carne, pescado, frutas, verduras para poder darle nutrientes a los chicos. Ya sé que está todo caro, pero por ahí a alguien le sobra o alguna empresa puede darnos una mano. Ahora el 18 de julio cumplimos un año y queremos festejarlo con todos los chicos".

Chicos2.jpg


A pesar de que el comedor queda en el barrio Rotary de Caleta Olivia "nuestra intención es ayudar a todos los barrios de Caleta Olivia, desde el Rotary hasta el Golfo San Jorge que queda en la Ruta 12 y es el más alejado".

Guillermo y su familia tienen un objetivo y un proyecto "esto está pensado para 10 años, para hacer un seguimiento de los chicos, porque podemos brindarle ayuda un año y después no sabemos para donde pueden ir, nuestra idea es acompañarlos en todas las etapas y contenerlos de la mejor manera".

Todo aquel que quiera ayudar o dar una mano al comedor "Lo de Guille" puede hacerlo acercándose a José Valente 1996 (esquina con Orona), llamarlo a su teléfono 2974 154429339 o en su Facebook "Lo de Guille".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico