Lo habían condenado hace 3 meses y todavía seguía libre

Guillermo Ezequiel Castro fue detenido por una tentativa de hurto en un supermercado de la zona sur y cuando llegó al control de detención se le terminó la buena suerte que venía gozando. Es que la Fiscalía advirtió que el sujeto tenía una condena firme y no la estaba cumpliendo, por lo que quedó preso.

El 29 de octubre del año pasado, Guillermo Ezequiel Castro (22) fue condenado en el marco de un juicio abreviado en el que se incluyeron todas las causas que tenía abiertas. El acuerdo al que arribó la Fiscalía y la defensa que lo asistió, fue puesto a consideración del ex juez Américo Juárez, quien analizó la legalidad del mismo y tras escuchar al imputado confirmar su consentimiento, firmó la homologación.
En ese juicio abreviado al que llegó en libertad, Castro recibió una pena de 3 años de prisión de cumplimiento efectivo pero no quedó detenido en esa ocasión.
La condena no fue impugnada y al cumplirse los plazos pertinentes, la misma adquirió firmeza. De todas maneras, por una desinteligencia interna en la Oficina Judicial no se notificó al Juzgado de Ejecución –que funciona en el mismo edificio– y Castro siguió en libertad, cometiendo nuevos delitos.
El viernes por la mañana, en Walmart de zona sur, el sujeto pretendió burlar las decenas de cámaras de seguridad que registran cada movimiento de los clientes y empleados; tomó un reproductor de DVD y un destornillador eléctrico, y los escondió entre sus prendas de vestir como si nadie lo hubiera visto.
Los empleados de seguridad se lo entregaron al policía que hace adicionales en el supermercado y éste llamó a sus pares de la Seccional Tercera. Allí pasó la noche y ayer a la mañana fue conducido a la Oficina Judicial para ser sometido al control de detención y apertura de investigación por el delito de hurto.
La audiencia fue presidida por el juez penal Mariano Nicosia, mientras que el Ministerio Público Fiscal fue representado por la funcionaria Silvia Chaura. El imputado, en tanto, recibió la asistencia de la defensora pública, María Cristina Sadino.
En ese marco se declaró legal su detención y fue imputado por el delito de hurto en grado de tentativa. No obstante, la acusadora pública destacó que Castro se encuentra condenado a la pena de 3 años de cumplimiento efectivo, que la condena está firme y pidió al juez que le dé cumplimiento a la sentencia, por lo que quedó detenido y comenzó a cumplir la pena.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico