Lo hirieron en la yugular y está grave

Diego Bruno fue gravemente herido ayer a las 8:30 en el playón deportivo de las 1008 Viviendas. El joven recibió un corte en la yugular y se encuentra internado en terapia intensiva del Hospital Regional. Ramón Sain, en tanto, sufrió un corte en la boca y un puntazo en el pecho. Tras el ataque se puso a disposición de la Justicia un adolescente de 17 años que llegó a entregarse a la Seccional Quinta.

Diego Bruno (24) sufrió un corte en la yugular y en la carótida. Fue ayer a las 8:30 en el playón de las 1.008 Viviendas del barrio 30 de Octubre. A Matías Sain (21), en tanto, le pegaron un puntazo en el pecho y lo cortaron en el labio izquierdo.
Según investiga la policía, tanto Bruno como Sain se encontraban juntos en el playón y fueron atacados por otros dos jóvenes con antecedentes.
Bruno perdió mucha sangre en el lugar y él solo caminó hasta el Centro de Promoción Barrial para pedir ayuda. El reguero de sangre que fue dejando era importante. Ayer los investigadores que consultaron a los médicos contaron que las probabilidades de vida para Bruno no eran alentadoras.
En el caso tomaron intervención personal policial de la Seccional Quinta y de la Brigada de Investigaciones. Tanto el comisario Fernando Mora, como su segundo, Omar Delgado, trabajaron con los policías de la comisaría del Isidro Quiroga en busca de pistas, lo mismo que los conducidos por Julián Vilches.
Con poca colaboración por parte de uno de los heridos, finalmente con la recolección de otros testimonios en el lugar se logró orientar las pesquisas y por eso ayer a la tarde una defensora de Menores asistió a un joven de 17 años que se presentó en la Comisaría Quinta a ponerse a disposición de la Oficina Judicial.
El sospechoso fue identificado por fuentes oficiales con las iniciales M.AS., de nacionalidad paraguaya. Cuenta con antecedentes en una causa por robo y desde hace varios días no dormía en su domicilio por mantener problemas familiares. En la mañana de hoy será sometido a la respectiva audiencia de control de detención.
Los médicos del Hospital Regional tuvieron que intervenir quirúrgicamente de urgencia a Bruno, debido a que tenía seccionada las arterias yugular y carótida. Ello, provocó una reducción en la oxigenación del cerebro y complicó aún más la salud del joven que tuvo que recibir respiración asistida., indicaron fuentes oficiales. Al cierre de esta edición, la víctima permanecía internada en una sala de terapia intensiva en estado muy grave.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico