Lo imputaron por violencia de género y no podrá acercarse a su pareja por un mes

La detención del joven que golpeó a su pareja y al policía que intercedió fue declarada legal durante el control que se realizó ayer. Luis Alberto Reales fue imputado y a pedido de la Fiscalía se le prohibió el acercamiento a la madre de su hijo por 30 días. La investigación tiene medio año de plazo. El imputado recién recuperó la libertad a las 20 del domingo, cuando finalizó el allanamiento en su domicilio. El hecho fue informado en exclusiva por El Patagónico.

El control de detención de Luis Alberto Reales (28) se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y estuvo presidido por la juez penal Mariel Suárez. En representación del Ministerio Público Fiscal actuó la funcionaria María Laura Blanco, mientras que el imputado fue asistido por la Defensa Pública.
En ese marco, se solicitó que se declarara legal la detención y se formalizara la apertura de investigación preparatoria en su contra por el delito de lesiones agravadas por violencia de género y por ser contra la persona con la cual se mantuvo en pareja; resistencia a la autoridad y lesiones leves contra el policía que efectuó la detención.
La parte acusadora requirió el máximo plazo para investigar y solicitó además el dictado de una prohibición de acercamiento a la víctima. En forma paralela, se pidió la autorización de una requisa domiciliaria en la casa de imputado.
A su turno, la juez otorgó 6 meses de plazo de investigación y la prohibición de acercamiento por 30 días. Asimismo, se le dio inmediata intervención al Juzgado de Familia y se ordenó la realización de un allanamiento en el domicilio del imputado, el cual fue autorizado entre las 14 y las 20. En virtud de ello, se ordenó la libertad de Reales desde la Seccional Tercera, la cual se debió cumplimentar cuando concluyó la requisa.
EL ENGAÑO
De acuerdo a la denuncia que publicó en exclusiva El Patagónico en su edición de ayer, a las 9:30 del domingo el imputado llamó por teléfono a su ex mujer y le pidió que concurriera a su domicilio del barrio José Fuchs. Le argumentaba que el pequeño tenía fiebre. La joven no dudó en ir a ver a su hijo, pero constató que no estaba enfermo. Además, Reales se hallaba en presunto estado de ebriedad, precisaron fuentes oficiales.
En esas circunstancias el hombre comenzó a increpar a su ex pareja, pidiéndole explicaciones por la separación. Después comenzó a maltratar a la mujer, quien salió al exterior del inmueble mientras Reales trataba de hacerla ingresar a la casa por la fuerza.
A los gritos, la joven pidió auxilio. En esos momentos patrullaba por el sector un móvil de la Seccional Tercera en el que se movilizaban la oficial Ibáñez y el suboficial Colman. Al intervenir, Reales agredió a los uniformados y se trenzó en lucha con el policía al que lesionó en un antebrazo.
Un grupo de familiares del agresor intentó evitar que se lo llevaran detenido y con apoyo de otros móviles el atacante fue reducido y esposado. Luego, fue trasladado a la comisaría en averiguación de los delitos de atentado, resistencia y lesiones a la autoridad.
Al mismo tiempo, la víctima aprovechó la ocasión para retirar a su hijo y ponerlo a resguardo. La joven fue trasladada a la Comisaría de la Mujer del barrio Stella Maris, donde denunció a su ex pareja por violencia de género.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico