Lo investigan por encubrimiento después que su madre entregó notebooks robadas

Enzo Romero, el joven que se hizo conocido en abril por su detención como sospechoso de un intento de robo registrado en las oficinas de la Secretaría Municipal de Seguridad, ahora es investigado como presunto encubridor de elementos robados. Es que su madre, a partir de una discusión familiar, llamó el domingo al mediodía a la policía para hacerle entrega de seis notebooks que encontró en su vivienda. Personal policial le dio intervención a la Fiscalía y el comerciante que había sufrido el robo de las máquinas esa madrugada, recuperó así los elementos.

El domingo al mediodía una mujer llamó a la Seccional Primera para entregarle a los efectivos policiales seis computadoras. La entrega espontánea de los elementos informáticos se produjo luego de una discusión familiar desatada en una vivienda de Chacabuco al 500, en donde reside Enzo Romero, el joven que en abril fue detenido como sospechoso de un intento de robo en la Secretaría Municipal de Seguridad.
La mujer entregó primero tres computadoras y luego volvió a llamar a la policía para entregar otras tres notebooks, informaron fuentes oficiales. Al entregar los objetos que encontró en el interior de su vivienda, dijo que no quería tener problemas con nadie.
Horas más tarde los efectivos comprobaron que los aparatos sido robados a las 3:30 del domingo en Chacabuco al 500, en la casa de informática "Epsilon". El local se encuentra solo a pasos de la vivienda en la que estaba Romero.
El Ministerio Público Fiscal al tomar conocimiento de la entrega espontánea de los elementos robados, libró un reconocimiento de objetos por parte de la víctima en la Comisaría Primera, por lo que una vez que reconoció las notebooks, la policía devolvió a la casa de informática las computadoras personales.
De esa manera, a Romero ahora se le abrió un nuevo legajo de investigación por presunto encubrimiento de elementos robados.
La policía sumó al expediente de investigación las dos actas de entrega espontánea de los objetos y una prueba que aún debe ser cotejada, una muestra de sangre que se levantó en el lugar del robo. También buscan grabaciones de cámaras de seguridad del sector que hayan registrado el robo del domingo a la madrugada.

SOSPECHOSO POR ROBOS EN LA CUADRA
Enzo Romero ya había sido imputado a mediados de mayo por un robo en una rotisería de Maipú y Chacabuco, en un local que funciona en diagonal a la Policía Federal. Por ese robo, la jueza Daniela Arcuri le había dictado un mes de prisión preventiva en una causa en la que también está sospechado Luis Alexander Millapi. El plazo de investigación para la Fiscalía concluye el 13 de agosto.
Ya en abril de este año Romero había sido detenido como sospechoso de un intento de robo de televisores LCD en las oficinas de la Secretaría Municipal de Seguridad, ubicadas frente a la vivienda de su madre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico