Lo juzgarán por el homicidio de un albañil durante un robo

Nahuel Oscar Uranga será juzgado desde mañana por el homicidio del albañil boliviano, Oscar Torrico, el cual ocurrió en ocasión de robo en noviembre del año pasado. La Fiscalía pedirá que se le imponga una pena de 12 años de prisión. Ante el tribunal colegiado pasarán 20 testigos que fueron ofrecidos por las partes para esta instancia.

El juicio oral y público contra Nahuel Oscar Uranga (23) comenzará mañana en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia, ante el tribunal colegiado que se integrará con los jueces penales, Raquel Tassello, Jorge Odorisio y Daniela Alejandra Arcuri. El Ministerio Público Fiscal, en tanto, será representado por la fiscal general, Camila Banfi.
Al menos 20 testigos fueron ofrecidos para el debate durante la audiencia preliminar que se desarrolló en abril. En esa ocasión la acusadora pública ofreció también como medio de prueba los videos extraídos de las cámaras del sistema de monitoreo urbano, a través de las cuales se observó el momento del robo de la mochila y la agresión que recibió Oscar Torrico (47).
Uranga fue acusado como autor del delito de homicidio en ocasión de robo, el cual tiene una escala penal que va de los 10 a los 25 años de prisión, mientras que la pretensión que fijó la Fiscalía en su acusación se apartó del mínimo que contempla el artículo 165 del Código Penal y adelantó que pretende arribar a una condena de 12 años.
Hay que recordar que el homicidio del albañil boliviano se produjo el miércoles 11 de noviembre del año pasado, aproximadamente a las 20:30, cuando regresaba de trabajar y se dirigía a su vivienda del barrio San Cayetano. En esa ocasión fue interceptado por su agresor en Arigoni y avenida 10 de Noviembre, con fines de robo.
La detención de Uranga se produjo mediante la orden que dictó la juez natural y la policía lo interceptó en la vía pública. Antes, la se realizaron dos allanamientos domiciliarios y se secuestraron prendas con presuntas manchas hemáticas, el cuchillo que se habría utilizado, la mochila y el monedero de la víctima.
El acusado quedó detenido con prisión preventiva por 3 meses y el mismo plazo se otorgó para investigar. Al cabo de ese tiempo la fiscal presentó la correspondiente acusación pública, fijando en ella la pretensión punitiva de 12 años de prisión, mientras que por solicitud de esa parte la juez natural de la causa, Mariel Suárez, confirmó el mantenimiento de la prisión preventiva hasta el juicio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico