Lo operaron a corazón abierto y se olvidaron un broche

Pedro Brito, empleado judicial en Tribunales II de la ciudad de Córdoba, se sometió a una cirugía a corazón abierto y, tras días de haber sido dado de alta, los médicos que lo operaron lo llamaron para avisarle que se habían dejado un broche en su pecho.

El hecho ocurrió en el Hospital Privado de Córdoba cuyo director, Ricardo Pickesteiner, reconoció en diálogo con el portal Cadena 3 el problema que sufrió Brito.

"Inicialmente el implante es chico. Cuando una persona sale de una cirugía tiene tantas cosas en el tórax que puede pasar inadvertido. En el postoperatorio (los médicos) se dieron cuenta y buscaron el momento apropiado para comunicarle como corresponde y se debe hacer", contó Pickesteiner.

En tanto, Brito recordó: "me llamó el mismo cirujano que me atendió y dijeron que ellos se habían equivocado. Me tienen que volver a cortar para sacarlo".

El paciente aseguró que realizará una "presentación judicial". "Más vale", expresó. No obstante, comentó que no sabe si se someterá a otra operación.

El director del hospital aseguró que el objeto puede permanecer dentro del pecho del paciente "dependiendo de cómo continúe su salud". "Nos pusimos a su disposición y afrontaremos las denuncias que el señor haga", agregó, según resumió MintuoUno.com.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico