"Lo que logré con Gimnasia es parte de mi vida", aseguró Fernando Duró

Seis fueron las temporadas que estuvo al frente del plantel profesional de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia. Dirigió desde la edición 1998 hasta la 2001, mientras que luego retornó para ser campeón en la 2005-2006, donde permaneció hasta 2008. "Es uno de los hechos más importantes en el deporte de la Patagonia", destacó el actual DT de Olímpico de La Banda.

Exactamente hoy se cumplen 10 años de aquella histórica consagración de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia que, por primera vez, lograba el título de la Liga Nacional de Básquetbol, de la mano de Fernando Duró, el DT quien dirigió a la entidad "mens sana" por seis temporadas.
El ahora entrenador de Olímpico de La Banda se refirió en diálogo con El Patagónico y Radio Del Mar, sobre esa importante conquista, habló de los momentos críticos que vivió el club en lo económico, cuando al equipo le tocó jugar su primera Liga Sudamericana, allá por 2001, y resaltó la importancia que tiene el título logrado por Gimnasia el 1 de junio de 2006, en un Socios que explotó de alegría.
"El título en Comodoro fue el primero en un lugar donde viví, donde más he estado en mi vida como entrenador y pasé distintos tipos de momentos. La medalla olímpica –en Atenas 2004– es lo más importante que a uno le puede pasar en la carrera, pero lo de Gimnasia es parte de mi vida, de mi historia, y haber ganado un título en ese lugar, es uno de los hechos más importantes que ocurrió también en el deporte de la Patagonia, lo viví así, se vivió así y es un recuerdo eterno", expresó.
"El cariño y respeto de la gente cuando uno va a Comodoro con otro equipo, donde han crecido mis hijos, forma parte de mi vida, de mi historia deportiva, pero sin duda están las mejores bendiciones, para todos los estuvieron al lado mío y compartimos experiencias maravillosas en el lugar quizás más inesperado que pudiera suceder, a pesar de que Comodoro es un histórico de la Liga Nacional. Todo lo que vivimos con el campeonato y la Liga Sudamericana, fue algo histórico que quedará en el recuerdo de la gente para toda la vida", destacó.
Duró afirmó que si de algo se siente orgulloso a través de su carrera, es que pudo estar con gente que quería compartir un momento de su vida. "Andrés Córdoba, Juan Gutiérrez, Mario Rodrigo, Lito Gioino, Néstor Chaves, son personas muy importantes hoy en mi vida social. Gente que, como Gimnasia, quedó en el recuerdo en mi vida deportiva como entrenador y en lo personal, también quedaron mis amigos", sostuvo.
Al mismo tiempo, el DT destacó el crecimiento que tuvo Nicolás Casalánguida –actual DT de Regatas Corrientes–, "que me acompañó, el de Eduardo Opezzo, (Martín) Villagrán que lo veo trabajar en la Liga Nacional, 'Cifu' (el utilero del club Nolberto Cifuentes). Mucha gente que vivió a la par nuestra. La vuelta fue un hecho importante para mí y para mi familia, así que en ese momento ni lo pensé y volví en la búsqueda de lo que todos queremos, que es salir campeón".

UNA DIFICIL EXPERIENCIA
Como entrenador de Gimnasia, Duró estuvo seis temporadas, aunque de manera alternada. Primero desde 1998 hasta 2001 y luego de 2005 hasta 2008. El DT nacido en Capital Federal también se refirió a cuando regresó al país luego de estar dirigiendo dos años en el exterior.
"Cuando llegué ese año a Comodoro, me acuerdo que el equipo éramos Mario Rodrigo, Andrés Córdoba, Fernando Duró, Mario Maldonado y Juan Torres. Tuvimos que hacer muchas reuniones, muchas llamadas telefónicas para poder armar el equipo que se armó en Buenos Aires. Fue una experiencia difícil al principio, porque veníamos de un tercer puesto que era algo importante, veníamos de ser subcampeones sudamericanos", rememoró.
"Se empezó a armar un grupo de chicos que les costó entrar a la Liga, pero que con el correr del tiempo, el trabajo, la puesta en escena y realidad que los dirigentes nos planteaban en ese momento, nunca vinieron a mentirnos, nunca vinieron a crear falsas expectativas, con mucho esfuerzo se fue reconstruyendo el equipo y será inolvidable el febrero, marzo y abril que tuvo ese equipo, y después unos los playoffs alucinantes. En la vida es muy difícil de repetir los tres playoffs que tuvo Gimnasia", aseguró.
A pesar de la difícil situación económica por la que atravesaba la entidad "mens sana", Duró rescató el gran playoff que hizo el equipo ante Boca Juniors. "Creo que ahí los astros se juntaron, había como dos mil hinchas de Gimnasia copando Ferro. Le ganamos un playoff a Boca impresionante, y creo que eso encendió al equipo, la ilusión, se prendió la gente, creíamos que podíamos y la verdad que cuando empezamos la serie con Ben Hur, ya nos creíamos invencibles", resaltó.
"Teníamos una localía muy fuerte. Salvo el sexto juego con Libertad de Sunchales, en la final, creo que todos los partidos fueron de veinte puntos para arriba en los playoffs. Así que me da la impresión que esas cosas sabíamos que si pasábamos el playoff de Boca, íbamos a mejorar lo deportivo, lo económico, la ilusión de la gente, se llenó el Socios", recordó.
"En ese sentido se dio todo, se fue dando en lo deportivo que era lo que faltaba, y a través de eso vino lo económico. Eso alivianó un poco el trabajo de la dirigencia, empezó a haber alguna plata más, algún apoyo más, y lo que teníamos que hacer era adentro de la cancha, para que apareciera lo de afuera", explicó.
"Hoy las condiciones han cambiado, me gustaría estar en este momento, pero me siento orgulloso, reconfortado no solamente por haber logrado algo tan importante como ser campeón, sino también haberlo compartido con la gente que uno quería, los abrazos de la final, y con un grupo maravilloso de jugadores, encabezado por su capitán el 'Gaby' Cocha, pero que quedará en la historia del club", aseguró.
"Hoy tienen a 'Nico' De los Santos, este que todavía anda tirando triples por ahí, pero cuando lo veo a Diego Romero, cuando lo encuentro a Ruper Herrera siempre estamos en contacto. Muchos chicos que han hecho un gran esfuerzo para poner a Gimnasia en lo que ha sido el éxito más grande de su historia", reconoció.
Antes de su participación en la Liga Sudamericana de 2001, el plantel y cuerpo técnico habían mantenido una importante reunión, ya que la participación del equipo estaba en duda justamente por la situación financiera por la que atravesaba el club.
Al respecto, Duró confesó: "no hubo fantasía, fue una realidad, creo que en ese sentido, el planteo de Andrés Córdoba y la dirigencia era 'bueno muchachos, está en manos de ustedes porque no tenemos plata'. En ese momento, lo único que se me ocurrió hablar con los jugadores fue que la FIBA Américas pagaba los pasajes, y la estadía".
"Digo, 'muchachos, vayamos a Chile', por lo menos si no vamos a jugar la Liga, disfrutar esto que tanto nos costó conseguir. Porque aparte fue un logro que había que aprovecharlo. Jugar una Liga Sudamericana. Ibamos a jugar con Vasco Da Gama, nos iba a ver todo el mundo. Quién te dice 'nos ven', y aparece el dinero para que Gimnasia pueda jugar el año", recordó.
"Viajamos un poco para divertirnos, un poco para cerrar una etapa que estaba muy difícil y a los siete días estábamos entrando con un camión de bomberos a Comodoro Rivadavia", acentuó.
"Nos parece increíble todo lo que fue ese comienzo, pero creo que lo que primó fue la verdad, Andrés Córdoba vino a decirnos la verdad, y eso también hizo que dijéramos 'bueno, vamos a Osorno, Chile, a jugar la Liga Sudamericana' y después entramos en camiones de bomberos a la Municipalidad, se abrieron puertas que antes no se abrían y después la Liga Sudamericana que fue la locura más grande que el campeonato", señaló.
"Terminamos jugando contra Oscar Schmidt (en ese entonces figura del Flamengo de Brasil), con el mejor Estudiantes de Olavarría de la historia –dirigido por Sergio Hernández–, con un equipo corto que teóricamente no iba a jugar al básquet ese año, así que son muchas cosas que se fueron juntando, y que creó en mí también una pertenencia importante con Comodoro, con Gimnasia, con mi familia", sostuvo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico