"Lo que viene es duro", dijo Di Pierro

El intendente Néstor Di Pierro y su sucesor, Carlos Linares, encabezaron anoche un improvisado acto en el Consejo de Localidad del PJ, donde llamaron a la militancia a "redoblar los esfuerzos" y acusaron indirectamente al gobernador y a la conducción partidaria de "haber abandonado la lucha" y dejado solo a los militantes en la campaña electoral que consagró a Mauricio Macri como sucesor de Cristina Kirchner.

"Comodoro sigue siendo peronista", dijo alrededor de las 20:30 de ayer el intendente Néstor Di Pierro en el Consejo de Localidad del Partido Justicialista. Pese a la derrota a nivel nacional y algunas lágrimas, los militantes presentes celebraron con algarabía "el nuevo triunfo del Frente para la Victoria en Comodoro y en la provincia".
Flanqueado por su viceintendente y jefe comunal electo, Carlos Linares, y el concejal y futuro viceintendente, Juan Pablo Luque, Di Pierro pronunció un encendido discurso en el que hubo un fuerte cuestionamiento hacia "los funcionarios de provincia que se borraron luego de la elección del 25 de octubre".

"ESTO ES SOLO GRACIAS A LA MILITANCIA"
El intendente lamentó que, pese a la importancia de la elección, "en Comodoro no hayamos tenido el material electoral, las boletas en tiempo y forma. No puede ser que las mismas hayan sido traídas -y tarde- por el secretario del gobernador", agregó, generando un inmediato aplauso de la concurrencia.
Di Pierro remarcó que, pese a todo, "Comodoro sigue siendo peronista y esto es gracias a la militancia que, como de costumbre, trabajó en defensa del modelo. Nosotros felicitamos a los ganadores, pero también estamos convencidos de dos cosas: que lo que se viene es duro y que nos encontrará trabajando, como siempre, en defensa de los intereses de la ciudad, la provincia y los trabajadores".
En medio de los cuestionamientos, Víctor Gamboa le hizo a Di Pierro un pedido público para que se postule a la presidencia del partido, hoy ejercida por el intendente de Puerto Madryn, Carlos Eliceche, que sería uno de los "borrados" a los que aludió en su discurso el intendente.
Por su parte el viceintendente Carlos Linares le deseó suerte al gobierno que viene, pero también dejó en claro que "vamos a defender los derechos conquistados y no permitiremos que se use a los trabajadores como moneda de cambio. Vamos a ver si a partir de mañana aparece el Macri de campaña o el verdadero".
En diálogo con El Patagónico, Linares también agradeció a la militancia que "fue la única responsable del triunfo en Comodoro y en la provincia. Ellos siguieron, pese a que algunos funcionarios y políticos desaparecieron porque sabían que (Daniel) Scioli podía perder".
En la sede del PJ se hicieron presentes la casi totalidad de funcionarios y dirigentes municipales, pero muy pocos directamente vinculados al gobierno provincial, de quien solo se vio al ministro de Salud, José Manuel Corchuelo Blasco; al concejal electo Guillermo Almirón y a la subsecretaria de Ciencia y Tecnología, Marcela Behrens.
La concentración en la sede partidaria concluyó con la entonación de la marcha partidaria, que se cantó a capela y con fuertes aplausos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico