"Lo único que me acuerdo es que estaba en la barra y después desperté en el Hospital"

Por primera vez en casi diez meses prestó declaración Brian Smith, el sujeto que atropelló y mató al canillita Sergio Faúndez. Al pedirle perdón a la madre de la víctima se quebró y entre lágrimas dijo que lo único que se acuerda es que estaba en la barra y después se despertó en el Hospital Regional. Su defensor pidió el sobreseimiento pero la juez lo rechazó y elevó a juicio la causa por homicidio culposo.

La audiencia preliminar contra Brian Smith se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidida por la juez penal Daniela Alejandra Arcuri. El imputado fue asistido por el defensor particular Leopoldo Puricelli, mientras que la parte acusadora fue representada por la funcionaria de Fiscalía, Verona Dagotto, y la mamá de la víctima, Mabel Jaramillo, quien actúa como querellante.
En ese marco, el defensor solicitó que se dicte el sobreseimiento de Smith en el marco de artículo 34 inciso 1 del Código Penal, señalando que su pupilo no pudo comprender la criminalidad de sus actos al encontrarse al borde de un coma alcohólico, recordándose que tenía 4 gramos de alcohol por litro de sangre.
El abogado acompañó un informe médico al pedido de sobreseimiento, en el que se indicó que "una persona con ese grado de alcohol en sangre, (4 gr/l) entra en coma alcohólico, cesa su actividad motora, siente un sueño profundo, visión borrosa, reflejos torpes y pérdida del equilibrio. Asimismo su capacidad de razonamiento se encuentra bloqueada".
Los acusadores público y privado se opusieron al sobreseimiento solicitado y pidieron que la causa sea elevada a juicio oral y público con la calificación de homicidio culposo, en calidad de autor para Smith.

PIDIO PERDON
A todo esto, el imputado accedió a declarar por primera vez en el proceso que se sigue en su contra y lo hizo para pedirle perdón a la mamá de Sergio Faúndez, ante quien se conmovió hasta las lágrimas.
"En estos diez meses hay muchas cosas que no me acuerdo. Esa noche estaba sentado en la barra y después me desperté en el Hospital Regional, donde me decían que me quede quieto que había tenido un accidente", sostuvo el imputado para quien la querella fijó una pretensión punitiva de 5 años de prisión efectiva y el doble de inhabilitación para conducir, mientras que la acusadora pública ubicó la pena en expectativa en 4 años.
Se debe tener presente que el hecho tuvo lugar a las 4:30 del miércoles 21 de enero en la esquina de Rawson y Belgrano donde falleció el canillita Sergio Orlando Faúndez (26) tras ser embestido violentamente por la Fiat Strada que conducía el imputado.
La excesiva ingesta alcohólica de Smith fue algo que se destacó por la parte acusadora al hacer referencia a la imprudencia, negligencia y conducción antirreglamentaria a la que refiere el artículo 84 del Código Penal, el cual fija penas que van de los 2 a los 5 años de prisión y hasta 10 años de inhabilitación para conducir.
Tras escuchar a las partes, la juez resolvió rechazar el pedido de sobreseimiento planteado por la defensa porque entendió que existía un grado de conciencia en el imputado al momento del hecho, al dar su nombre y reconocer quién era a los oficiales intervinientes.
Al definirse el planteo efectuado por el abogado del imputado, se llevó a cabo el ofrecimiento de pruebas y la causa se elevó a juicio. Ahora la Oficina Judicial deberá designar el tribunal y fijar la fecha de debate.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico