Logran textiles impermeables o repelentes a las manchas con la tecnología plasma

Los tratamientos por plasma son utilizados como pre-tratamientos en diferentes estadios de la producción, para mejorar las propiedades de los materiales, por ejemplo, en la adhesión de laminados o la reducción de la tendencia a pelusas o bolitas.

Especialistas del Centro de Textiles del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) usan tecnología plasma -un estado de alta energía diferente al sólido, líquido y gaseoso- para modificar tejidos nacionales, confiriéndoles propiedades de impermeabilidad, repelencia a las manchas y otras.
Con ensayos realizados en fibra de llama, el camélido presente en el noroeste argentino, "pudimos demostrar que el tratamiento con plasma permite reducir el encogimiento y minimizar su tendencia al afieltrado (apelmazamiento) del pelo", contó a Télam la ingeniera Sandra Di Mauro, de la unidad técnica de Desarrollo Sectorial.
El equipo con el que cuenta el INTI para tratamientos por plasma permite producir modificaciones físicas y químicas sobre superficies textiles a escala nanométrica -de un diámetro 15 veces menor al de un cabello-.
Así, logra prendas de fácil higiene, indumentaria impermeable, fibras repelentes a las manchas; facilita la esterilización de textiles medicinales o higiénicos y mejora la adhesión tanto de laminados como de teñidos y estampados.
"El plasma permite eliminar material de la superficie, incorporar grupos químicos específicos y depositar finas capas en las fibras textiles", resume Di Mauro.
Definido como 'cuarto estado de la materia' -con el sólido, líquido y gaseoso-, la sustancia plasma describe el estado de la materia del sol y demás estrellas.
En la Tierra, la sustancia se presenta en situaciones aisladas -como los rayos o la aurora boreal-, pero la tecnología hace posible generarlo de manera artificial y ponerlo al servicio de la industria.
Di Mauro detalló que "la ventaja de los tratamientos por plasma radica en que no modifican las propiedades en volumen de los materiales, así que a un tejido de algodón se le puede depositar un film a escala nanométrica, que repela el agua y aún así mantenga su respirabilidad".
"Con el equipo utilizo diferentes gases o substancias químicas, a los que se aplica una determinada potencia hasta llegar al estado de plasma", precisó.

VENTAJA
TECONOLOGICA
Será una ventaja la nueva tecnología, ya que para obtener similares propiedades, actualmente a la lana se le hace tratamientos degradativos/oxidativos empleando químicos y grandes cantidades de agua, y recién en un segundo proceso se le agrega resinas.
Di Mauro contó que trabajan "con un equipo a escala piloto, en fase de investigación de esta tecnología en diferentes materiales textiles".
Los tratamientos por plasma son utilizados como pre-tratamientos en diferentes estadios de la producción, para mejorar las propiedades de los materiales, por ejemplo, en la adhesión de laminados, la reducción de la tendencia a pelusas o bolitas, la esterilización en textiles medicinales, repelencia de cortinas o indumentaria de protección medicinal expuestas a mancharse con sangre.
La investigación es parte de las acciones con las que el Inti, que cumple 60 años de existencia, promueve el desarrollo industrial mediante la innovación y la transferencia tecnológica.
El INTI adquirió un equipo de 'plasma a baja temperatura', como parte de un proyecto de desarrollo de productos innovadores para la cadena de valor de las fibras camélidas, a través de un fondo Fonarsec y BID.
"Es una tecnología utilizada recientemente en la industria textil en países con alta inversión que promueven la innovación y el desarrollo sustentable, considerada como tecnología del futuro, y para INTI Textiles resulta importante estudiar sus posibilidades, para poder asistir a la industria ", informó la ingeniera.
Di Mauro invitó a los industriales a "que se acerquen al INTI, porque parte de los proyectos que queremos desarrollar tienen que estar vinculadas a las necesidades de las personas".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico