López realizó 40 llamadas antes de ser descubierto con los bolsos con dinero

De esos llamados, la Justicia ya detectó los hechos al convento y a una línea que estaría registrada a nombre de una de las religiosas que viven allí, la hermana Alba.

El detenido ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, llamó en reiteradas ocasiones al convento de General Rodríguez y a un teléfono que pertenecería a una de las religiosas que vive allí antes de ser sorprendido arrojando bolsos con unos U$S9 millones en el lugar.
La información se desprende del análisis del teléfono celular de López, desde el que habría hecho por lo menos 40 llamadas en las 24 horas previas a su llegada al lugar, según informaron fuentes judiciales.
No obstante, uno de los datos certeros arrojados por el informe preliminar de las pericias sobre el teléfono es que ese celular recibió un llamado a las 3:15 de la madrugada del martes 14. Además, desde esa línea también se llamó al convento de General Rodríguez y a otro teléfono que estaría registrado a nombre de una de las religiosas que viven allí, la hermana Alba.
Sin embargo, según declaró ayer una testigo ante el fiscal federal Federico Delgado, se trataría de un número que usaría de manera habitual su esposa, Amalia Díaz, también imputada e investigada por supuesto enriquecimiento ilícito.
El teléfono de López, detenido en la cárcel de Ezeiza y acusado por enriquecimiento ilícito y portación ilegal de arma, tuvo llamadas entrantes y salientes en ese lapso.
En la causa a cargo del juez federal Daniel Rafecas y del fiscal federa Federico Delgado, se pudo reconstruir algo del trayecto hecho por López en esas horas.
El ex funcionario habría ido desde su casa en la zona del Dique Luján, en el Delta bonaerense, a un edificio en el barrio porteño de Recoleta y, luego, pasó por Benavidez y la zona de Nordelta, en el Tigre, según las antenas de las empresas telefónicas.
Delgado ya pidió informes a las compañías de teléfonos sobre la titularidad de los números a los que López llamó o que figuran llamándolo

"NO ES UN INFILTRADO"
El diputado provincial y referente del Movimiento Evita, Fernando "Chino" Navarro, dijo ayer no creer que el ex funcionario kirchnerista José López "sea un infiltrado ni que haya actuado solo", por lo cual destacó la necesidad de que la Justicia investigue "sus cómplices en el Estado".
"No creo que López sea un infiltrado, ni que haya actuado solo y, por eso, creo que deben investigarse sus cómplices en el Estado, qué empresas constructoras fueron cómplices, quién lo protegió en la Justicia y así con cada caso de corrupción que aparezca. Es muy difícil construir un presente un futuro si la corrupción es el parámetro permanente", advirtió el legislador en declaraciones a Radio Provincia de Buenos Aires.
En ese marco, insistió en señalar que se trata de una "situación vergonzante" la generada a partir de lo sucedido con el ex secretario de Obras Públicas de la gestión kirchnerista y planteó que debería servir "para que Argentina marque un antes y un después".
Por otro lado, Navarro hizo referencia a la decisión de los seis diputados nacionales del Movimiento Evita de separarse del bloque del Frente para la Victoria tomada la semana pasada al señalar que lo que motorizó que tomen "otro camino" es la necesidad de demostrar que todos están "a absoluta disposición de la Justicia".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico