Lorenzetti pidió a los jueces "terminar con la impunidad"

Uno de los temas más candentes en el discurso fue la lucha contra la corrupción, a la que el titular de la Corte vinculó con la impunidad. "Hay denuncias infundadas que se hacen en el marco de determinadas disputas pero las que tienen fundamento sí deben tener resultados concretos", arengó.

El presidente de la Corte Suprema de la Nación, Ricardo Lorenzetti, sostuvo ayer que el Poder Judicial "no tiene el deber de gobernar, pero sí de poner "límites" y ejercer un "control" para proteger los derechos de la población, al encabezar el acto de apertura del año judicial, realizado esta tarde en el Palacio de Tribunales.
En el marco del avances de causas judiciales contra ex funcionarios, el titular de la Corte pidió "resultados" en las causas que involucran delitos por corrupción.
"Terminar con la impunidad debe ser una política de Estado. Hay denuncias infundadas pero las que tienen fundamento deben tener resultados", afirmó el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, delante de un nutrido auditorio formado por jueces de todo el país y funcionarios del Gobierno que se reunieron para escuchar el tradicional discurso de apertura judicial.
El cortesano, acompañado por sus pares Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, repasó las prioridades del Máximo Tribunal entre los que mencionó la lucha contra la corrupción, el narcotráfico, la violencia de género y el medio ambiente. Además, hubo mensajes para el Poder Legislativo a quien pidió "revalorizar la consulta en el proceso de debate de las leyes", es decir que se dialogue con el Poder Judicial antes de sancionar nuevas reformas, y al Gobierno al recordar que terminar con la impunidad debe ser "una política de Estado".
Uno de los temas más candentes en el discurso fue la lucha contra la corrupción, a la que el titular de la Corte vinculó con la impunidad. "Hay denuncias infundadas que se hacen en el marco de determinadas disputas pero las que tienen fundamento sí deben tener resultados concretos", arengó delante de los magistrados, a los que pidió velocidad en los procesos. A pocos metros lo escuchaba el juez Claudio Bonadío quien dirige de forma paralela ocho causas contra ex funcionarios del kirchnerismo y hace pocas semanas llamó a declarar a la ex presidente, Cristina Fernández de Kirchner y al ex ministro de Economía, Axel Kicillof, por la venta de dólar a futuro.

MAL HUMOR
Lorenzetti también se refirió a un fallo que generó malhumor en el oficialismo: la restitución del 15 por ciento que la Nación retenía de la coparticipación de San Luis, Córdoba y Santa Fe, decidida pocos días después del balotaje presidencial. Esa decisión motivó el reclamo en cadena de las restantes 21 provincias que se sienten en desigualdad y actualmente genera demandas del interior. "El federalismo fiscal que hoy debaten los tres poderes es una cuestión trascendente, es histórico. La Corte brindó el marco general", sostuvo.
Con respecto al narcotráfico, el titular de la Corte denunció que ya está instalado en todo el país pero que la mayoría de las causas judiciales son realizadas contra consumidores en lugar de atacar la narcocriminalidad. Por eso, pidió más inversión en educación, atención y reinserción laboral para los adictos; además, pidió mayor cooperación entre los tribunales y los ministerios de Justicia y Seguridad provinciales.
En ese marco, reclamó la creación de una policía judicial que funcione como un cuerpo de investigación criminal. En diálogo con Infonews, el ministro de Justicia, Germán Garavano, que estuvo entre los invitados del evento, confirmó que esa división especial debería estar en funcionamiento en el año 2020.

JUECES Y POLITICA
Por último, Lorenzetti se metió en uno de los temas más polémicos para el Poder Judicial ¿los jueces hacen política? Según el magistrado, la función de los tribunales no es gobernar si no "poner límites". Igualmente, reconoció que "no se debe hablar solo de expedientes sino que también deben preocuparse por el país. "Los indiferentes a la cosa pública son inútiles", remató.
Tras el discurso, llegó el momento de relaciones públicas clásico en el evento que reúne a magistrados de todo el país. Muy animado, se lo vio conversar al gremialista judicial Julio Piumato con el ministro Garavano. Metros atrás, el juez Daniel Rafecas recorría los laberínticos pasillos que dejaban las más de cien sillas dispuestas frente al palco que ubicó a los jueces supremos. También recibió numerosos saludos la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Cerca, dialogaba con sus pares Alberto Dalla Vía, quien tomó fuerte protagonismo en los últimos meses por su rol al frente de la Cámara Nacional Electoral. Así quedó inaugurado un nuevo año judicial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico