Los afiliados se retiraron de la sede pero hay una guardia policial

La lista opositora a la actual conducción de Obras Sanitarias mantuvo hasta cerca de las 22 horas una quema de cubiertas afuera del sindicato, luego de que un compañero resultara herido con un arma de fuego y sus compañeros culparan al sector de José Santiago como los responsables del ataque.

El comisario de la seccional Quinta, Dario González, confirmó esta mañana a El Patagónico que si bien los trabajadores disidentes al sector de José Santiago se retiraron anoche cerca de las 22 de la sede del gremio, ubicado en Kennedy al 3.400, tras mantener una quema de cubiertas desde las 17 horas, se mantiene una guardia mínima custodiando el lugar para evitar cualquier tipo de enfrentamiento entre ambos sectores.

"Hoy vamos a reunirnos con la gente para tratar de descomprimir totalmente la situación y así dejar solamente un solo efectivo custodiando", adelantó tras sostener que "si hay una cuestión gremial se soluciona en otro ámbito y no así. No queremos que esto termine con un muerto, nada justifica el peligro de la integridad física o poner en peligro la vida. Tienen que hacer las cosas como corresponde", consideró González.

La quema de cubiertas se inició luego de que se conociera que Carlos Neira, integrante del sector disidente, recibiera tres balazos en la tarde de ayer a cuadras de la sede gremial. Si bien el agredido - que debió ser trasladado al Hospital Regional – no quiso brindar datos sobre el autor del ataque, desde el sector al que pertenece se sindicó como responsables a José Santiago y a integrantes de la comisión directiva.

El comisario informó a este medio que Neira se encuentra fuera de peligro y que era probable que durante la jornada de hoy sea dado de alta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico