Los bancos vendieron menos dólares de lo esperado: mayor impacto en plazos fijos

Así lo confirmaron en cinco entidades de la banca pública y privada de Comodoro Rivadavia, donde aseguraron que se esperaba una mayor compra de divisas por parte de los clientes. Todos coincidieron en que la adquisición de dólares es mínima hasta el momento, incluso algunos señalaron que fue menor a cuando estaban en vigencia las restricciones. En el Banco Nación se vieron sorprendidos por el aumento de la venta por parte de la gente, operación que sólo realizan algunas entidades.

Hace doce días el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat- Gay, anunció el fin de las restricciones para la compra de dólares. Fue en una conferencia de prensa donde señaló que "el cepo mató la gallina de los huevos de oro".
"Nos encontramos un problema grande y lo estamos resolviendo. Queremos volver a crecer para cumplir con el primer eje de la campaña de Cambiemos que es pobreza cero", agregó. "Un sistema que llevaba cuatro años lo levantamos en dos días hábiles. El que quiera importar o exportar o comprar dólares lo va a poder hacer, nadie lo va a perseguir", detalló.
Así llegó a su fin el requisito que había impuesto la gestión nacional anterior de contar con autorización de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para la compra de divisas, tanto para personas y empresas que quisieran adquirir la moneda norteamericana para ser destinada a la compra de bienes, para tenencia o turismo.
La medida también alcanzó a las compras en dólares con tarjetas de crédito, eliminándose el recargo del 35 por ciento a todas las operaciones realizadas en el exterior o en dólares.
Tras el anuncio en principio se especulaba en cuánto se iba a sostener la cotización inicial del dólar con rumores que lo ubicaban en torno a los 15 pesos. También se especulaba con una gran demanda, teniendo en cuenta que los días previos a la asunción de Mauricio Macri como Presidente de la Nación y la eliminación del cepo no se habían vendidos dólares.
Sin embargo, ninguno de estos dos pronósticos se cumplió y el dólar en su primer día cerró a 13,95 pesos. Mientras que la venta en los bancos fue menor de lo prevista. Así lo confirmaron en las distintas entidades bancarias de Comodoro Rivadavia consultadas por El Patagónico.

SIN ESTAMPIDAS
En el Banco Nación, por ejemplo, se mostraron sorprendidos por esta respuesta, pero también porque en su caso tuvieron un incremento en la oferta de dólares por parte de los clientes, operación que realizan sólo algunas entidades bancarias. "El primer día no pudimos vender porque no estaba la normativa, pero el mismo día que se abrió el mercado de cambio no sólo vendimos sino que también compramos, o sea la gente comenzó a vender sus dólares que tenía debajo del colchón. Hubo más compra por parte del banco que venta al público general y montos importantes", explicó Jorge Ríos, su gerente, quien aseguró que en muchos casos luego "lo hicieron plazos fijos".
Esta tendencia, según explicó Víctor Di Cosmo, responsable de la Plataforma Comercial de la sucursal del banco, marcó la pauta de lo que pasó también con la compra de divisas, "ya que hasta ahora fue más fuerte la compra–venta cuando estaba el cepo que después del cepo", aseguró, señalando que en las filas del banco ya no se contabilizan los 30 ó 50 clientes que a diario solían comprar dólares y también disminuyó el monto que se vendía en las siete sucursales de Chubut y norte de Santa Cruz, el cual alcanzaba los $500.000 mensuales.
La razón de este fenómeno para Ríos es la cotización en que que cerró la divisa, que el día 24 quedó en 13 pesos. "Antes lo comprabas a $10, comprabas poco pero era un buen valor. Pero también había dos mercados, el legal y el blue, y mucha gente que salía lo iba a vender a $15. Entonces ya no se puede vender (en negro) porque hay un solo mercado", explicó a modo de ejemplo.
Con esto coincide Osvaldo Lujan, presidente del Banco Chubut hasta el próximo 8 de enero, cuando sea reemplazado por Julio Ramírez, su vicepresidente. "La expectativa hablaba de 14 ó 15 pesos, y hoy estamos en 13. Uno puede hacer adivinanzas, pero la forma en que se abrió el cepo y la garantía de tener una oferta de divisas importante del Gobierno, hicieron que esto pase a ser una compra de oferta y demanda", consideró.
"Entonces hay compra y venta muy normal. El mercado se mantiene sereno, algo muy natural. La propia cotización de la divisa que muestra una regularidad hace que no haya una expectativa de disparos que haga creer a la gente un aumento considerable de la misma", explicó.

IMPACTO EN plazos
FIJOS EN PESOS
El levantamiento de las restricciones al dólar vino acompañado de otras medidas, como la caducidad de la regulación de las tasas para plazos fijos en pesos, régimen que desde las entidades bancarias creen que ayudará en forma indirecta a mantener la estabilidad de la moneda norteamericana y generar una mayor expectativa por la retención del peso.
Cabe recordar que la primera regulación del Banco Central para los plazos fijos había sido emitida mediante la resolución 5640 el 7 de octubre de 2014 para aquellas operaciones que no superaran los 350.000 pesos, otorgando tasas de entre el 22,89% anual de 30 a 40 días y 24,46% a 60 días o más.
Sin embargo, sus buenos resultados que permitieron incrementar las carteras de clientes produjeron que el monto se incremente a $1.000.000, incluyendo también a las personas jurídicas (empresas e instituciones), con tasas del 23,58% anual de 30 a 44 días hasta del 26,14% en caso de aquellos plazos fijos de 180 días o más.
Ahora con la caducidad de esta medida, las tasas ya alcanzan y hasta superan el 30%, según confirmaron las mismas fuentes, es decir cuatro puntos más del máximo permitido por la última resolución.
En el caso del Banco Nación la tasa de pizarra quedó fijada en 27% en forma mensual, siendo bonificada hasta un 30%, mientras que en el Banco Chubut ronda el 26%, extendiéndose a mayor periodo del plazo fijo.
Es que con esta nueva práctica bancaria se liberó la competencia entre las entidades, que tienen la posibilidad de fijar su propia tasa pasiva por lo que cada banco pone un piso de interés en base a sus necesidades, tal como sucedía en el pasado, operando también la confianza y el prestigio de cada entidad.
Por esta razón en un banco de capitales españoles de la calle 9 de Julio ven con buenos ojos la apertura de las tasas, y se mostraron optimistas por el funcionamiento de la venta de divisas en los primeros días sin cepo, que en su caso tuvo un leve incremento en la compra de dólares por parte de sus clientes.
"Si bien se incrementó la compra, no fue en los niveles que se esperaba. También aumentaron los depósitos en dólares y plazos fijos" dijo una fuente extraoficial a El Patagónico.
"En la compra esto era previsible, sorprenden los depósitos, pero al subir las tasas los clientes han vuelto a depositar", agregó.
"Me parece que esto se va a mantener y se va a profundizar porque la gente está entrando en confianza. Nadie esperaba el dólar a este valor, por ahí algunos compraron el primer día y luego bajó. Pero se va a ir acomodando con el tiempo, no creo que sea definitivo", analizó la fuente de esta entidad, donde la tasa asciende al 28% en 30 días, mientras que para los dólares el porcentaje es del 3%. Diferente fue lo que sucedió en otra sucursal bancaria de la zona, donde indicaron que registraron hasta un 30 por ciento menos de operaciones en la compra de divisas. "Tenemos menos que antes. Pensábamos que iba a hacer un aluvión y tuvimos menos compra que con el cepo", detalló una fuente extraoficial del banco.
"El primer día tuvimos sólo consultas porque no pudimos vender, pero fueron pocas. Tampoco la gente se ha llevado plata, esperó hasta último momento para ver qué hacer con el plazo fijo donde tenemos tasas similares a otras entidades de entre el 26% y el 28%", detalló.
Similar panorama vivió un banco de la calle Rivadavia, ubicado entre 9 de Julio y Moreno. "Ha estado muy tranquila la demanda del dólar al mantenerse baja la expectativa y la ansiedad", señaló una autoridad de la sucursal.
"Tuvimos algunas consultas y compras, algunas importantes pero no muchas de 30 ó 40.000 dólares. También hay que tener en cuenta que estamos en una fecha particular, pero en la medida que no aumente el dólar no creo que aumente la compra", agregó, confirmando que esperaba mayor compra de divisas, tal como señalaron en el resto de las entidades bancarias consultadas.
Así a doce días del levantamiento de las restricciones al dólar con este panorama, donde tal como señaló Ríos "la gente está estudiando para donde va a ir la economía", solo restará esperar que el mercado se estabilice junto a los valores, para saber cómo evolucionará la economía del país y saber cuáles son las opciones que podrá encontrar el cliente común en las distintas entidades bancarias, sin olvidarse de aquellos días negros de 2001, aquellos que nadie quiere recordar ni volver a sufrir.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico