Los becarios del TEG evaluan llevar su reclamo a la justicia

El grupo de jóvenes empleados del servicio de entrega de bonos para el Transporte Educativo Gratuito (TEG) volvió a reclamar por el cobro de sus pasantías.

El Gobierno del Chubut les adeuda cinco meses y a pesar de las promesas aún no perciben sus haberes. Amenazaron con recurrir a la justicia.
Son estudiantes de la Facultad de Derecho y se desempeñan desde principios de año en la entrega de bonos escolares tras el convenio firmado entre la Subsecretaría de Transporte de Chubut y la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. Se trata de un grupo de 15 jóvenes que atienden en las bocas de expendio de la terminal de ómnibus, la Universidad y el Club General Roca.
Desde semanas atrás los becarios denuncian la falta de pago desde el mes de febrero.
Rocío Ramírez relató a El Patagónico: “la situación es la misma y ahora se agrava porque hace una semana el subsecretario Pablo Schulz salió a hablar a este diario que supuestamente se nos iba a regularizar el pago hace una semana. De esta información nosotros no tuvimos ninguna noticia formal".
La pasantía que realizan los estudiantes universitarios es de $3000 por mes. "Nos adeudan desde febrero y obviamente que se van acumulando. Ellos dejaron que pasara esta situación y si ya estaban en una situación donde no le daba el presupuesto a la provincia lo hubiesen saldado en ese momento”, se quejó la becaria.
En tanto, Javier Hoopmann, explicó que Schulz se había comprometido a saldar la deuda después que abonen los aguinaldos a los empleados públicos y "no nos pagaron. En la facultad ya hemos agotado las instancias con el responsable nuestro que es Gastópn Alemano y Gerardo Gaitán en la parte de la delegación de Transporte".
En ese contexto, "van pasando los días, no cobramos y esto se vuelve desesperante". Tres de los quince becados ya se dieron de baja "porque no cobraban y porque tuvieron que soportar insultos, maltratos y hasta le han querido pegar cuando atendían”, graficó el estudiante.
Asimismo, "ellos (los funcionarios) tienen que entender que nosotros tenemos que comer, vestir y algunos pagar un alquiler porque somos estudiantes. No podemos seguir aguantando más. El contrato se nos termina en unos días y no tenemos posibilidad de renovación por la medida que hemos tomado", señaló.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico