Los becarios mantienen su paro

Los becarios municipales seguirán hoy con las medidas de fuerza que se agudizaron a fines de marzo, cuando no se cumplió con el prometido ingreso de delegados del sector a la paritaria municipal. Los becarios, representados por ATE, confirmaron ayer a El Patagónico que pese a la advertencia del intendente no solo seguirán con el paro sino que, incluso, llevarán adelante otra protesta "sorpresa" como la realizada ayer en el Ceptur.

Los becarios municipales, que prestan básicamente funciones para la Secretaría de Desarrollo Humano y Familia, señalaron ayer, tras la protesta realizada en el Ceptur y la advertencia del intendente Carlos Linares ("quien no se presente a trabajar será dado de baja"), que hoy continuarán con el paro de actividades y que podrían incluso protagonizar otra acción de reclamo "sorpresa y de alto impacto".
La protesta de los becarios, que piden una actualización salarial superior a la otorgada por el Ejecutivo que elevó su remuneración de 1.500 a 3.000 pesos, y el pase a planta, es sostenida sindicalmente por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), cuya titular en Comodoro, Miriam Acosta, afirmó que las acciones de protesta tienen cobertura y protección sindical.
"El intendente Carlos Linares no puede amenazar a los trabajadores, porque eso son los becarios. El paro es absolutamente legal ya que ATE, que es el gremio que los representa, hizo todas las presentaciones ante Trabajo. Todas las patronales, cuando se hacen medidas de fuerza, realizan este tipo de amenazas, pero el intendente debería saber que no puede avanzar en despidos porque los mismos serían ilegales", indicó Acosta al ser consultada ayer a la tarde por este diario.

LA ADVERTENCIA
Luego de la toma ayer del Ceptur (ver aparte), Linares afirmó ayer que "el ingreso a la planta del municipio se realizará transparentemente y no bajo amenazas", recordando que desde que comenzó su gestión "se está avanzando en la regularización de la situación de estas personas que reciben una beca. Seguiremos trabajando en ese sentido, pero no bajo presión".
En ese contexto, el intendente dijo que "a aquella persona que en el día de mañana (por hoy) no esté en su función, se le da de baja la beca porque nosotros le vamos a pagar a la persona que trabaja y no a la que no".
El intendente señaló que, como primera medida para mostrar su claro interés en regularizar la situación de los becados, "aumentamos el mínimo que reciben de aportes desde 1.500 a 3.000 pesos y ya se pagó los primeros días de este mes".
También recordó que en la apertura de sesiones, "asumí esta situación con total responsabilidad, teniendo en cuenta el orden que tiene el Municipio en sus cuentas, que siempre fueron claras y ordenadas. Por esa razón le pedí a Marcelo Rey y a Diego Touriñan que avancen en un informe individual por cada uno de los becados en forma individual".
Por eso dijo que "se está estudiando caso por caso, teniendo en cuenta cuál es su antigüedad y de allí vamos a ir pasándolos a contrato y después a la planta del municipio, bajo la evaluación que tenemos que tener porque nos encontramos con muchos becados que nunca fueron a trabajar al municipio".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico