Los becarios se volvieron a manifestar y entregaron su petitorio al municipio

Los empleados municipales que cobran solo una beca por prestar servicios para la comuna, volvieron a manifestarse ayer por el centro comodorense, tal como lo hicieron el jueves cuando iniciaron su retención de servicios. Esta vez llegaron al municipio y entregaron un petitorio al secretario de Gobierno, Máximo Naumann, exigiendo su pase a planta y condiciones dignas de trabajo.

Ayer los empleados becados de la Municipalidad, pertenecientes a la Secretaría de Desarrollo Humano y Familia, cumplieron con su tercera jornada laboral de retención de servicios luego de que el jueves decidieran hacer público su reclamo y volcarse a las calles de la ciudad, exigiendo su pase a planta y condiciones dignas de trabajo.
Durante la mañana, marcharon por las calles del centro tras concentrarse en la plaza de la escuela 83. Así llegaron hasta el edificio municipal, en Moreno y Rivadavia, y pidieron la presencia del intendente, Carlos Linares. El objetivo era entregarle en persona el petitorio donde exigen mejoras laborales y salariales que equiparen su situación con la del personal de planta, teniendo en cuenta que cumplen tareas y horarios similares, pero no cuentan con obra social, aportes jubilatorios, ni recibos de sueldo.
Sin embargo no fueron recibidos por el jefe comunal y finalmente fue el secretario de gobierno, Máximo Naumann, quien les recibió el petitorio. Allí también expusieron su molestia por declaraciones de funcionarios, quienes dijeron que los jardines maternales estaban funcionando con normalidad. “Estaban muy enojados y muy disconformes con las declaraciones; salitas de 3 y de 2 no están trabajando en condiciones; entonces manifestaron su molestia”, señaló Miriam Acosta, referente de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), gremio que apoya la medida de los trabajadores ante la complicidad del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), según denunciaron.

PROPUESTA FORMAL
Por otro lado, desde el municipio confirmaron que el intendente, Carlos Linares, les solicitó a los secretarios de Gobierno; Hacienda, Diego Touriñan; y Desarrollo Humano, Marcelo Rey, avanzar en un relevamiento de los becados y alcanzar una solución a este reclamo que se hizo público en la última semana pero que registra casos de hasta más de 15 años de trabajo precario.
La propuesta se presentaría el viernes 18 y evaluaría cada caso en particular, teniendo en cuenta función y horario que cumple en el Municipio.
Cabe recordar que son cerca de 400 los empleados que trabajan en esta condición y 120 de ellos pertenecen al área de Desarrollo Humano prestando servicios en guarderías, jardines maternales y centros de promoción barrial, entre otras dependencias, donde cumplen con condiciones laborales similares al personal de planta, pero con salarios que no superan los $3.000.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico