Los beneficios del Aloe Vera para la piel y el cabello

Es originaria de África, específicamente de la península de Arabia. Se la ha utilizado durante siglos para la salud y la belleza destacándose sus propiedades dermatológicas. Puede ser utilizada para uso externo o interno.

Dra. María Angélica Velilla Dávalos (MN 69972)
Dermatóloga del Hospital de Clínicas

El Aloe Vera Barbadensis Miller, tradicionalmente conocido como Aloe Vera, es una planta medicinal muy popular de tallo corto y grueso que almacena agua en sus hojas. Pertenece al reino Plantae; división: Magnoliophyta; clase: Liliopsida; orden: Liliales; familia: Liliaceaes; género: Aloe; especie: Aloe Barbadensis (Miller). Popularmente es conocida sencillamente como aloe vera.

Lo más utilizado del Aloe Vera son las hojas. Cada una está compuesta por tres capas: una interna que es un gel transparente que contiene 99% de agua y el resto está formado por glucomananos, aminoácidos, lípidos, esteroles y vitaminas. Y es en el gel donde se encuentran la mayoría de los compuestos bioactivos de la planta que mejoran la salud de quien la utiliza. Es decir, vitaminas, minerales, aminoácidos y antioxidantes.

Se reconocen aproximadamente 75 principios activos potenciales en esta planta. La presencia de polisacáridos es lo más destacado de la composición del gel o mucílago de Aloe Vera y son ellos los que ostentan las propiedades por las que se conoce.

También se recomienda el uso de aloe vera en patologías dermatológicas como rosácea, en el caso de úlceras, a posteriori de someterse a intervenciones o depilación con láser, en el caso de sufrir lupus y en otras patologías donde haya hipergranulación del tejido conectivo.

Si bien existen más de 300 tipos de plantas de aloe vera, sólo ciertas marcas de cosméticos utilizan para la elaboración de sus productos la Barbadensis Miller que es la variedad que mayores beneficios para la salud, cabello y piel ofrece.

En la actualidad existen geles corporales, shampoos, acondicionadores, lociones, máscaras capilares y serums elaborados en base a puro aloe vera orgánico, que son certificados por la United States Department of Agriculture – USDA-, y que se cultivan sin el uso de pesticidas o agroquímicos que estimulen su crecimiento. Concentran todos los beneficios del aloe vera en estado puro, se venden en farmacias, dietéticas y perfumerías, y son libres de parabenos, no contienen sal, son reciclables y sin fragancias.

Resulta fundamental que al comprar un producto elaborado en base a aloe vera, se preste atención en las leyendas de las presentaciones. Es decir, fijarse que en los estuches se cite cuál es el porcentaje de aloe vera que contiene el producto –en general las proporciones van de 40% a 90% -, si el aloe vera con el cual se elaboró es orgánico, si es libre de parabenos, si contiene o no sal, fragancias, si fue testeado en animales, entre otros.

Generalmente, los shampoos, acondicionadores, máscaras y serums combinan todo el poder del aloe vera con otros ingredientes naturales como aceites de palta, oliva o coco, ortiga, keratina, karité, entre otros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico