Los Bomberos combatieron tres incendios en menos de dos horas

Personal de Bomberos Voluntarios combatió un incendio de pastizales que se originó ayer, alrededor de las 14, en el barrio Rodríguez Peña. Por su avance, las llamas amenazaban con llegar a la Planta Deshidratadora de Kilómetro 9, pero fueron controladas. Dos horas más tarde, se registró un siniestro en la avenida Quintana, en Kilómetro 3, donde se sospecha que fue originado por pirotecnia.

Los Bomberos Voluntarios de Comodoro Rivadavia volvieron a tener una jornada agitada debido a los diferentes focos de incendios de pastizales que se registraron ayer.
El primer siniestro tuvo lugar sobre la calle Lucio Mansilladel barrio Rodríguez Peña. Las llamas se propagaron rápidamente por lo que los voluntarios tuvieron que actuar desde dos puntos para evitar que el siniestro llegara a inmediaciones de la Planta Deshidratadora de Petróleo de YPF en Km 9.
En consecuencia, dos dotaciones del Destacamento 2 y una dotación del Destacamento 3 estuvieron en el lugar y trabajaron rápidamente para controlar el incendio pese a la dificultad que ofrecía la zona para que las autobombas pudieran llegar.
Las tareas se extendieron durante una hora ya que los voluntarios buscaban enfriar la zona y asegurarse que se no volvieran a reanimarse las llamas. Personal de Defensa Civil también actuó en el lugar y trabajadores de YPF se quedaron custodiando la zona para la seguridad de los vecinos.
Otro siniestro se identificó unos metros detrás de la entrada de vehículos del Predio Ferial donde los bomberos lo controlaron rápidamente ya que amenazaba con alcanzar una vivienda cercana. Ese siniestro no demandó mayores esfuerzos para los voluntarios que fueron asistidos por los vecinos del lugar.
Hay que destacar que no se sabe cuál fue la causa de ambos incendios.

OTRA VEZ LA PIROTECNIA
La atareada jornada para los voluntarios continuó a las 16:30 cuando fueron alertados de un nuevo incendio que se registraba sobre la avenida Quintana detrás del lavadero “Imperio”. El móvil 41 del Destacamento 3 acudió al siniestro donde los vecinos combatían las llamas con baldes y palas ya que temían que llegara a una vivienda del sector.
La zona tampoco ayudó a los bomberos ya que la autobomba no podía “hacer pie” para llegar al incendio y que los voluntarios pudieran atacar las llamas desde un sector favorable.
Sin embargo, los bomberos junto a vecinos lograron controlar el siniestro y llegar tranquilidad a los habitantes del lugar.
Los habitantes de la zona manifestaron su malestar ya que aseguraron que minutos antes habían observado a niños jugando con pirotecnia y sospechan que esa fue la causa del incendio.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico