Los bomberos de Prefectura investigan origen del pavoroso incendio portuario

Se confirmó ayer que no hubo víctimas por el incendio que se desató al promediar la tarde del miércoles en un depósito de residuos oleosos perteneciente a la empresa de remediación ambiental Harry SRL, en el recinto del puerto Caleta Paula. Además se determinó que las llamas alcanzaron y destruyeron un galpón contiguo de la agencia marítima Monachesi SA.

Caleta Olivia (agencia)

La información fue suministrad por el jefe de la Prefectura Naval local, Gustavo Milozzi, quien también precisó que el siniestro fue detectado por el personal de la guardia de esa repartición alrededor de las 19.15 y que logró ser extinguido a las 23:30.
En el operativo intervino una dotación de bomberos apostada permanentemente en el puerto, a la que se sumaron otras de las unidades dependientes de la Policía de Santa Cruz, varios camiones de transporte de agua y otros elementos de logística aportados por la Dirección Municipal de Protección Civil.
Por otra parte, el jefe prefecturiano hizo saber que al momento de originarse el fuego no había operarios trabajando en el predio de Harry SRL, ni tampoco en las instalaciones de la agencia marítima Monachesi SA.
Esta circunstancia hizo que cobraran fuerza insistentes versiones que aludían a la posibilidad de que el fuego hubiera sido causado intencionalmente por desconocidos.
Al respecto, no desmintió ni confirmó tal hipótesis, señalando que ello era materia de investigación por parte de un grupo de peritos bomberos prefecturianos que arribaron procedentes de Puerto Deseado.
Vale también señalar que el propio intendente Facundo Prades acudió al recinto portuario cuando el incendio había adquirido una gran magnitud debido a la quema de aceite industrial y residual de los buques acopiados en el predio de la empresa de remediación ambiental.
Las llamaradas también surgieron de varios cientos de kilos de cartones que se utilizan para embalar pescado, almacenados en el galpón de chapas de la agencia marítima cuya estructura quedó inservible.

CUANTIOSAS PERDIDAS
Debido a que la Prefectura impidió nuevamente ayer el ingreso de periodistas al área afectada (a pesar de que Milozzi dijo que él no ponía restricciones), El Patagónico solo pudo observar desde la altura de un cerro cercano las secuelas que dejó el fuego.
En el playón de Harry SRL se notaba que las llamas habían alcanzado a dos cisternas montadas en chasis de camión y a decenas de tambores de 200 litros donde se almacenaba el aceite residual de buques, principalmente pesqueros e incluso de algunas empresas petroleras.
El epicentro del fuego se registró a unos 200 metros del acceso a la playa de tanques de almacenamiento de combustible de Petrobras y a una corta distancia de conducto que los abastece desde el espigón portuario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico