Los camioneros se manifestaron temprano en la playa de tanques

De acuerdo a lo anunciado por la CGT, trabajadores de distintos medios de transporte adhirieron ayer al paro que se convocó a la espera de negociaciones para que se modifique el Impuesto a las Ganancias que tributan los trabajadores que son alcanzados por la cuarta categoría, sobre todo en la región austral del país. Se recordó que durante la campaña presidencial del año pasado, Mauricio Macri había prometido directamente eliminar el impuesto.

Ayer se concretó una asamblea informativa en la playa de tanques de Km 3, ocasión en la cual no se realizó ingreso ni egreso de camiones hasta el mediodía, cuando concluyó la reunión informativa que puso de manifiesto que desde el gremio se encuentran movilizados a la espera de las definiciones del gobierno.
El secretario general del Sindicato de Camioneros, Jorge Taboada, presidió el encuentro y explicó que se trata de un plan de lucha que resolvió la Confederación Argentina del Transporte. Asambleas como las que se hicieron en Comodoro se replicaron en distintos puntos del país y se trató de encuentros informativos donde se detalló a los trabajadores qué gestiones se han realizado para que se elimine este impuesto al trabajo en la Patagonia, que es la zona más afectada.
El máximo dirigente local del gremio y diputado nacional por Chubut explicó que "hace tiempo aprobamos un proyecto donde resolvíamos esta problemática y el gobierno metió presión a los gobernadores con la chequera y así logró ganar tiempo y está tratando de reformar el proyecto que salió de Diputados".
Es por esta razón que Taboada puso en valor la actitud asumida al respecto por el gobernador Mario Das Neves, considerando que "la postura que tomó fue brillante en lo que hace a la defensa de los trabajadores. El sabe cómo afecta el impuesto a la región y a la actividad petrolera. Acá en 2007 se empezó a notar y en ese momento denunciamos que el gobierno se quería quedar con medio aguinaldo y nos equivocamos... ahora se queda con tres sueldos y la postura de Das Neves debería ser la de todos los gobernadores".

"SEMANA CLAVE"

Respecto de la medida que se realizó ayer en todo el país, el dirigente local sostuvo que "esta semana es clave. En Camioneros tenemos la problemática de viáticos y horas extras porque el sueldo del camionero está sujeto a estos rubros".
Así, explicó que el trabajador se ve afectado por estos rubros tanto en sueldos como en aguinaldos y lo que se pide es que queden exceptuados del pago del impuesto.
En otro orden, recordó que el sindicato tiene resuelto ya el tema del pago del bono de fin de año, que será de 7.200 pesos y de manera conjunta se lanzó este plan de lucha a través del a Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte. Por ende, lo que se resuelva en breve a nivel nacional también afectará en el plano local.
Al mediodía se normalizó la distribución de combustible porque en horas de la mañana se hizo la asamblea informativa, pero los Camioneros advirtieron que nuevas medidas están sujetas a la resolución que habrá en Senadores. "En la historia argentina nunca un trabajador tuvo que pagar por trabajar. En 2007 se hizo una caja fabulosa y ningún gobierno se quiere desprender; lo que recauda por impuestos en cuarta categoría es ilógico", subrayó.
En otro orden, el dirigente consideró que tal como se presenta el panorama laboral en este momento en la región el año que se inicia será de mayor movilización social. "Creo que 2017 será un año de lucha y por eso estamos diciendo que los dirigentes deben dejar en muchos casos sus apetencias personales y debemos empezar a juntarnos en la Regional de la CGT porque se vienen muchos conflictos".
En relación a la definición que el gremio de Petroleros de Chubut de instalar la "carpa negra" en Buenos Aires para exigir por los puestos caídos de empleo, Taboada aseguró que desde Camioneros "siempre apoyamos toda medida que vaya en defensa de los puestos de trabajo. Ya se perdieron 10 mil puestos y ojalá se tomen las medidas que hay que tomar. Ya pasó un año y se perdieron muchos puestos".
Para el caso del gremio que representa, precisó que no hubo despidos, sino retiros voluntarios, pero "le decimos a la gente que por ningún motivo entregue su puesto de laburo. Entendemos que el trabajador no debe pagar las consecuencias de esta supuesta crisis que las operadoras dicen que tienen".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico