Los carros a vela a radio control fue la novedad ante la ausencia del viento

El 21° Campeonato Austral de Carrovelismo, y la primera fecha del Argentino y Sudamericano, no se realizó en la playa radatilense pero los amantes de la actividad se las ingeniaron para compartir un fin de semana diferente.

El viento, tan característico del sur de Chubut, le jugó una mala pasada a la Asociación Patagónica de Carrovelismo. El esfuerzo invertido en organizar el Campeonato Austral de Carrovelismo, y la primera fecha del Argentino y Sudamericano, parecía que se iba por la borda pero la pasión por compartir el mundo del carrovelismo pudo más.
Con los carros parados en la arena radatilense, los invitados que llegaron desde diferentes lugares del país compartieron una jornada diferente, distendida con los carros a radio control.
Alrededor de diez carros a control remoto fueron el centro de atención. La punta norte de la playa fue el lugar de reunión durante el fin de semana, donde la Asociación Patagónica de Carrovelismo tiene su sede y su flamante guardería.
Los curiosos se acercaron de a poco para ver como las competencias en la arena mientras que los participantes disfrutaron el doble con el debut en Rada Tilly. El viento quiso jugarle una mala pasada, como tantas veces, pero los carros a radio control fueron una excelente alternativa para los carrovelistas que habían viajado desde lejos.
"El condimento especial esta vez no fue el viento sino el compañerismo, la camaradería y la buena energía. Hermoso fin de semana, donde por primera vez en suelo argentino se disputó una carrera de carros a vela a radio control", publicó en las redes sociales la Asociación Patagónica de Carrovelismo.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico