Los chicos suman herramientas para afrontar el cyberbullying

La licenciada Graciela Zermoglio brindó charlas sobre estos temas para estudiantes. La propuesta fue organizada por el Colegio 711 en el marco del aniversario de sus 40 años.

El cyberbullying y el bullying, la adicción a las redes sociales, las consecuencias de la información que compartimos en internet, entre otros temas, fueron abordados por la licenciada Graciela Zermoglio para estudiantes secundarios y docentes en el colegio 711 "Magisterio".
El Magisterio cumple cuarenta años y la dirección junto a la cooperativa organizan una serie de actividades conmemorativas. Justamente, esta charla de Graciela Zermoglio estuvo promovida por la cooperativa de la escuela para brindarles conocimientos a los estudiantes y también a los docentes.
"Los chicos tienen que conocer esto para ser más resistentes a las provocaciones de otros, y mayor defensa, seguridad e inteligencia emocional", contó Zermoglio en diálogo con El Patagónico, tras sus conferencias sobre los cuidados en estas prácticas de intimidación para estudiantes y otra de neurociencia en la docencia para el cuerpo de profesores.
Los preadolescentes y los adolescentes tienen noción de que en el mundo digital existen peligros si hay un mal uso. Así está el sexting que consiste en enviar imágenes íntimas a otros de su misma edad, pero es diferente si esas fotos son utilizadas para provocaciones; o si un adulto oculta su identidad para un encuentro que puede terminar en un abuso.
"Tienen que saber que lo que hagan en internet puede tener consecuencias. Hay que tener información para defenderse, más allá de que la neurociencia dice hoy que los chicos están capacitados y si se habla con ellos de eso van a tener muchas más herramientas para la resolución de obstáculos como el cyberbullying y bullying"
"No toda peleíta en la escuela es bullying, requiere de otros tiempo, de otra intimidación y otro nivel de violencia del que hay elementos como confiar en los adultos cuando sienten el abuso. Contarlo no es ser buchón o vendido sino preservar una vida humana. Tienen que tener ese valor, tienen que desarrollar la empatía y entender que las agresiones causan daños", repasó.
Zermoglio destacó las tareas de las instituciones educativas para estar alertas de estas prácticas dañinas para los estudiantes, además de valorar el programa de educación sexual del Ministerio de Educación de Chubut que contribuye también para que los chicos sepan a qué se someten con prácticas como el sexting.
"Los casos más gruesos, las escuelas tienen que pedir ayuda afuera porque no tienen un gabinete especializado, pero mayormente pueden solucionarlo porque están capacitados, porque son papás, porque esto se vive en las redes. Las escuelas en donde trabajo se les pasan videos o hablan de casos actuales para reflexionar. Los chicos también son responsables de la paz, desde su lugar y con sus recursos", expresó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico