Los científicos descubren las raíces del pelo canoso y escaso

Los cambios en el pelo (ya sean las canas o la pérdida del cabello) son un flagelo de hacerse viejo. Pero si una nueva investigación en ratones da resultados en los humanos, algún día se podrían descartar las preocupaciones sobre la melena de la lista de los problemas de envejecer.

Los investigadores las células cutáneas vinculadas con las canas y la calvicie mientras realizaban una investigación sobre un tipo específico de cáncer que afecta a las células nerviosas. Los especialistas creen que su descubrimiento podría algún día conducir a nuevos tratamientos contra la calvicie y las canas.
"Aunque este proyecto se inició como un esfuerzo por comprender cómo se forman ciertos tipos de tumores, acabamos enterándonos de por qué el pelo encanece y descubriendo la identidad de la célula donde se origina directamente el pelo", comentó el autor del estudio, el Dr. Lu Le, profesor asociado de dermatología en el Centro Médico Southwestern de la UT, en Dallas.
"Con este conocimiento, esperamos crear en un futuro un compuesto tópico o administrar de forma segura el gen necesario a los folículos pilosos para corregir estos problemas cosméticos", explicó en un comunicado de prensa de la universidad.
Los investigadores encontraron que una proteína llamada KROX20 activa las células de la piel que se convierten en el tronco del pelo. Esas células usualmente se vinculan con el desarrollo nervioso.
Entonces, esas células cutáneas producen una proteína implicada en el color del pelo. La proteína se conoce como factor de las células madre (FCM). Cuando el FCM se eliminó en los ratones, el pelo se hizo blanco, según el informe.
Cuando se eliminaron las células KROX20, los ratones se volvieron calvos, apuntaron los investigadores.
Los estudios realizados con animales no siempre dan los mismos resultados en los humanos, así que todavía no se sabe si estos resultados serán promisorios para las personas.
El equipo del estudio sí quiere averiguar si el FCM y la KROX20 dejan de funcionar de forma adecuada en las personas con el tiempo. Y dado que el pelo canoso y la calvicie con frecuencia son de las primeras señales del envejecimiento, esta investigación también podría ofrecer información sobre el envejecimiento en general, anotaron los autores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico