Los científicos reclaman mayor actividad estatal contra el dengue

En el encuentro, realizado en el Instituto de Limnología "Dr. Raúl A. Ringuelet", el investigador de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la casa de altos estudios platense, Arnaldo Maciá, sostuvo que "la lucha contra el dengue requiere una compulsiva intervención del Estado".

Un grupo de investigadores, profesionales y estudiantes del Conicet y la Universidad Nacional de La Plata se reunieron en la capital bonaerense para abordar la problemática del dengue y pidieron una mayor intervención estatal para luchar contra el mosquito transmisor de esa enfermedad.
En el encuentro, realizado en el Instituto de Limnología "Dr. Raúl A. Ringuelet", el investigador de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la casa de altos estudios platense, Arnaldo Maciá, sostuvo que "la lucha contra el dengue requiere una compulsiva intervención del Estado".
"Es una cuestión de salud pública que implica la necesidad de concientizar a la sociedad sobre las distintas acciones que pueden tomarse para disminuir el problema, y la implementación de medidas concretas para el control de los posibles focos de proliferación del mosquito vector", explicó durante la charla-debate "Aedes aegypti y las enfermedades que transmite: dengue, zika y chikungunya".
El especialista subrayó que "hasta ahora, el tema es abordado de manera dispersa y poco organizada", por lo que remarcó la necesidad de una "solución integral, concientizar a la población, lanzar campañas informativas a través de los medios masivos, y también realizar controles estrictos de domicilios y espacios públicos que puedan ser focos de proliferación del mosquito".
"El Estado debe intervenir fuertemente. Se viene un pico máximo de población de Aedes entre marzo y abril, y por lo tanto más casos de contagio. No podemos dejar el control a criterio individual de cada ciudadano. Hay que explicarle a la comunidad qué hacer", explicó.
Afirmó que el Aedes aegypti "se adaptó a las costumbres humanas y nosotros les ofrecemos recursos para mantener sus poblaciones de la mejor manera: en general coloniza en zonas interurbanas, como el Parque Pereyra Iraola o la Reserva Natural de Punta Lara, y para poner sus crías se vale de huecos de árboles, cubiertas de auto abandonadas, o recipientes que la gente descarta".
El profesional aclaró que "en las casas puede aparecer más de una especie, pero no todos son Aedes aegypti", y aclaró que los animales domésticos "no son transmisoras de la enfermedad".
Precisó que para evitar la reproducción del mosquito hay que descacharrar y sugirió "prohibir instalación con floreros con agua en los cementerios".
"Hay un consenso general que dice que los aumentos de temperatura provocados por el cambio climático van a generar un acortamiento del ciclo de desarrollo de los insectos, de los períodos de incubación y una expansión en su distribución geográfica. Se requiere una acción urgente para evitar futuras preocupaciones, porque es un tema cuyas últimas derivaciones no alcanzamos a comprender todavía", concluyó Maciá.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico