Los cinco pasos para servir un buen chopp de cerveza

Desde 2007, cada primer viernes de agosto se celebra el Día Internacional de la Cerveza. El vaso, la espuma y la temperatura resultan claves para obtener el mejor sabor de la bebida con alcohol más elegida por los argentinos. Conocé cuales son los pasos para servirla de la mejor manera.

La cerveza es una de las bebidas más antiguas de la humanidad pero tuvo que esperar hasta 2007 para tener su propio día internacional. Desde hace nueve años, cada primer viernes de agosto se homenajea a sus consumidores y a aquellas personas que se encargan de elaborarla.

Se trata de una de las bebidas alcohólicas más requeridas en el país, donde el consumo ronda los 44 litros per cápita. La cervecería más famosa de la Argentina elaboró un listado de necesidades clave para servir un buen chopp.

El vaso es un factor esencial, ya que es su forma la que mantiene los sabores y aromas de la cerveza. Debe ser lavado y secado apropiadamente para poder resaltar los ingredientes naturales y que no queden aromas de detergente, ni comida, ni humedad.

La espuma es la que protege y mantiene los aromas de la cerveza. La cerveza tirada se debe servir con dos dedos de medida para que no tome contacto con el aire y evitar que se oxide. Por eso, al momento de servir, luego de elegir el vaso más frío, éste se debe inclinar a 45° para generar estos dos dedos de espuma.

LOS CINCO PASOS

-Elegir el vaso más frío.

-Comprobar que el vaso esté limpio para cuidar los sabores originales.

+Servir con el vaso inclinado a 45° sin que toque el pico de la chopera.

-Comprobar que tenga dos dedos de espuma.

-Entregar la cerveza bien fría, a la temperatura ideal del chopp (2 ó 3 grados).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico