Los controles municipales retacean la ganancia de la empresa

Desde 2007, año de concesión del servicio de transporte público de pasajeros, Patagonia Argentina tiene una ganancia empresaria neta asegurada equivalente al 12% del esquema de costos que ellos mismos presentan mensualmente.

A pesar de que el mismo contrato incluye una cláusula que dispone que el municipio no garantiza esa rentabilidad y que su ausencia no amerita reclamo económico alguno por parte de la prestadora, se aprobó un esquema de costos que incluye ese 12% mencionado.
El debut del Ente de Control y el sistema SUBE liman mes a mes la pretensión de ganancia de la empresa que hoy ronda los 4 millones de pesos mensuales. A continuación, algunos hechos que precedieron el amague mediático de rescisión:


- Patagonia Argentina mantenía una deuda de cerca de 3 millones de pesos a la municipalidad por pago de impuesto automotor, a pesar de que el mismo se incluye mensualmente en los costos. Se acogió a una moratoria que implica un plan de pagos por cerca de $300.000 mensuales, pero lo incluyó el mismo en su esquema de costos y además pretendió liquidar sobre ese monto el 12% de ganancia empresaria. El cobro fue anulado en los controles municipales por no corresponder, recortando en un $36.000 la rentabilidad empresaria.

- En las rendiciones vinculadas a gastos de personal, la transportista denuncia una cantidad de trabajadores, aunque la presentación de los formularios de AFIP por el pago de aportes de los mismos arroja una cifra un 10% menor en cuanto a la grilla de personal. La detección de esta diferencia en los controles municipales disminuyó en cerca de $500.000 el esquema de costos, y anuló otra vez la posibilidad de participar con el 12% de eso como ganancia empresaria (60.000 pesos).

- La empresa que administra el SUBE descuenta su comisión diariamente, Patagonia Argentina lo incluye en el esquema de costos y pretendía además aplicar su índice de ganancia empresaria a ese ítem, algo que fue rechazado de plano por el municipio.

- El lunes 7 de noviembre se dio la retención de servicios en forma inconsulta y sin aviso previo, lo que dejó sin servicio a todos los comodorenses al inicio de la jornada escolar y laboral. La municipalidad decidió aplicar una multa del orden de los 2,9 millones de pesos que sigue su curso. La penalidad no puede ser incluida en el esquema de costos, y debe ser afrontada plenamente por la rentabilidad empresarial que, como se mencionó, ronda los 4 millones de pesos mensuales.

- Luego de la entrada en vigencia del SUBE, la empresa impulsa el reclamo para que se liquide su rentabilidad empresarial de modo previo a la liquidación de impuestos, un planteo que la comuna rechaza y hasta la fecha se liquida a posteriori del pago de ganancias, entre otros tributos.

- Al momento de impulsar el aumento de boleto, la empresa denunció que vendía 1,7 millones mensuales, la cifra más baja desde 2007. El informe de octubre del SUBE arroja un total de 1,8 millones. La diferencia de esos 100.000 boletos a la tarifa actual implica casi un millón de pesos adicionales en venta de pasajes.

- El dato es clave si se tiene en cuenta que el Concejo Deliberante y el Ente de Control trabajarán sobre esa base para evaluar en diciembre próximo si cabe o no aplicar el segundo escalón del aumento, que prevé llevar el boleto a $11 en enero y a $13 en mayo. Los montos están supeditados a las cifras del SUBE

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico