Los créditos al sector privado crecieron durante junio un 39 por ciento interanual

El stock total de créditos al sector privado incrementaron en junio 39% interanual, tras una "mala performance" en 2016, precisó a través de un informe la consultora Ecolatina.

Asimismo, los préstamos al sector privado se incrementaron en el primer semestre 16,5% respecto de diciembre de 2016, frente a una estimación de aumento de precios a nivel nacional entre 12% y 13% en dicho período.
Pese a que el crecimiento fue generalizado, se observó un "creciente dinamismo en las líneas de mayor plazo, tanto en el caso de los préstamos al consumo, créditos hipotecarios y prendarios, como aquellas que toman las firmas".
El stock de los préstamos dirigidos al consumo aumentó 18% en el primer semestre del año, y trepó 40,5% interanual.
"El mayor dinamismo de estos créditos respecto del total no es una novedad, pero sí que sea liderado por aquellos dirigidos a la adquisición de bienes durables", puntualizó la consultora.
En los primeros seis meses del año, el stock de préstamos prendarios e hipotecarios acumuló un alza de 30% y 23% de manera respectiva, y en junio treparon 65% y 36% interanual.
Tanto el aumento de la oferta crediticia como la estabilidad del tipo de cambio en comienzo del año fomentaron el consumo de bienes dolarizados, ejemplo de ello es la disposición para adquirir automóviles e inmuebles creció 30,5% interanual en promedio en el primer semestre, según el Índice de Confianza al Consumidor elaborado por la Universidad de Di Tella.
Mientras, los préstamos bancarios dirigidos a las empresas treparon a un menor ritmo que el resto de las líneas, dado que su participación cayó 0,5 puntos porcentuales dentro del total de créditos otorgados a lo largo del año.
El stock acumuló un alza del 15% en el primer semestre, ubicándose por encima de la inflación, y en junio trepó 39,5% respecto del nivel de un año atrás.
El primer fenómeno a destacar es que la expansión de los préstamos dirigidos a las firmas estuvo explicada por los documentos, con un incremento de 22% acumulado en el primer semestre, mientras que los adelantos de cuenta corriente cayeron 3% en el período.
Estos últimos mostraron mayor dinamismo entre 2008 y 2015, dado que están más asociados a gastos de capital y los adelantos suelen utilizarse para cubrir los compromisos corrientes de las empresas, lo que ratifica que los créditos están dirigiéndose a inversiones de mayor plazo.
Detrás del crecimiento de los préstamos vía documentos fueron las líneas nominadas en moneda extranjera las que traccionaron el avance.
El crédito en pesos aumentó 10% en el primer trimestre, por debajo del alza de precios, mientras que el stock en dólares lo hizo en 40,5%.
El stock en divisas promedió en junio de 2017 un total de US$ 9.800 millones, monto que duplicó el nivel del mismo período del año pasado y alcanzó un máximo desde la salida de la convertibilidad.
Uno de los desafíos pendientes es extender el plazo de los depósitos, precisó la consultora y explicó que un ejemplo de ello es lo que sucede con los instrumentos indexados.
Mientras que el stock de créditos ajustados por Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) alcanzó los $ 11.160 millones en mayo, los depósitos indexados rozaron los $ 1.265 millones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico