Los docentes pidieron respuestas por la maestra agredida en la Escuela 209

Los docentes de la Regional Sur de la Asociación de Trabajadores de Educación de Chubut pidieron ayer, en la plaza de la Escuela 83, respuestas al Ministerio de Educación por la agresión que, el lunes 4 de este mes, sufrió una docente en la Escuela 209 del barrio San Cayetano por parte de la madre de un estudiante. A modo de protesta realizaron una clase pública. La maestra agredida no está en condiciones de volver a dictar clases, pero la ART no cubre el daño psicológico y no se le otorga licencia alguna.

Los docentes de la Regional Sur de ATECh realizaron ayer al mediodía, en la plaza de la Escuela 83, una clase pública, en la que reclamaron respuestas del Ministerio de Educación de la provincia por el caso de la docente agredida por la madre de un alumno en la Escuela 209 del barrio San Cayetano.
Pese al tiempo transcurrido desde la agresión, la docente sigue sin poder reintegrarse al dictado de clases y ayer, el titular de la regional, Daniel Murphy indicó ayer a El Patagónico: "además de la falta de respuestas del ministerio, la ART se niega a reconocerle licencia y el debido tratamiento psicológico".
El docente lamentó que "los trabajadores de la Educación, en definitiva, no sean reconocidos. Si un policía es herido prestando servicios, al otro día el ministro de Gobierno va a visitarlo, y obviamente se le da la licencia correspondiente. Al docente, parece que si no lo matan o no lo hieren gravemente, no sufre la agresión", enfatizó.

EL DOCUMENTO
En la plaza, mientras se repartían volantes y se solicitaba que –en señal de apoyo- los automovilistas hagan sonar sus bocinas, la docente Mercedes Quinteros leyó el documento que, para la ocasión, elaboró la regional docente.
En el texto, aseguró que la agresión, además de cuestionable, es una oportunidad para reflexionar sobre la violencia en las escuelas y de la manera en la que se enfrentan, o deberían enfrentar, los conflictos que atraviesan las instituciones.
En ese tono, se advirtió que los conflictos que rodean a los docentes son muchos, y entre otros se mencionaron a los problemas laborales y económicos, el aumento de las adicciones y otros no tienen contención por parte del estado. "Ni los CPB , los centros de salud, el centro de día y demás instituciones tienen suficientes recursos para eso", acotaron.
Para los docentes, la agresión es "un emergente de un contexto que excede a la escuela, pero del que todos somos parte. No nos victimizamos. Queremos ser, junto a nuestros alumnos y sus familias, activos transformadores de la realidad... por una escuela de todos... al servicio de las necesidades del pueblo que la sostiene", remarcaron.
Finalmente, luego de pronunciarse a favor de la resolución de los conflictos por el diálogo, se exigió al Ministerio de Educación que implemente formalmente acciones sistemáticas en defensa de los trabajadores de la educación y de todos los integrantes de las comunidades educativas.
"Esconder los problemas no los soluciona. Seguimos luchando por las condiciones para la enseñanza aprendizaje, por los derechos de los trabajadores y de los alumnos. Seguimos luchando por la escuela pública", concluyeron.
Luego de la lectura, y tras media hora de panfleteada, los docentes se desconcentraron asegurando: "no agredieron a un maestro, agredieron a todos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico