Los dos detenidos ya fueron notificados por Migraciones del pedido de expulsión

El delegado de la Dirección Nacional de Migraciones en Comodoro Rivadavia, Héctor Barrios, junto a la supervisora de control, Agustina Favre, confirmaron a El Patagónico que este año ya se han concretado en la zona cinco expulsiones y cinco retenciones de extranjeros involucrados en delitos. Respecto a los dos colombianos detenidos anteanoche, tienen tres días de plazo para apelar al pedido que se presentó ante la Justicia Federal para que sean expulsados del país. Mientras tanto, la Justicia ordinaria avanzará en su situación procesal por el delito de estafas con clonación de tarjetas.

El delegado de Migraciones en Comodoro Rivadavia, Héctor Barrios confirmó a El Patagónico que desde la Brigada de Investigaciones de la Policía del Chubut se informó a ese organismo la detención de los dos ciudadanos colombianos sospechados de clonar tarjetas de débito. Indicó que de acuerdo a los conductos legales se solicitó a la Justicia Federal que sean expulsados del país y que los detenidos fueron notificados de ese pedido para que ejerzan su derecho de presentar un recurso.

"Los dos colombianos ya fueron notificados de la expulsión y tienen tres días para presentar el recurso. No tienen documentos y entraron por pasos irregulares. No hay registros de sus entradas al país", indicó Barrios.

El delegado de Migraciones señaló que a través de la Oficina de Control de Permanencia de Extranjeros en Comodoro Rivadavia que está a cargo la supervisora Agustina Favre ya se procedió este año a la expulsión de cinco extranjeros con antecedentes penales en el exterior y cinco retenciones de otros extranjeros con causas penales en la Argentina. "Hay otros 20 (casos en análisis) que están en la misma situación, porque son casos de gente que vino a delinquir", afirmó Barrios.

"Tenemos extranjeros que están en proceso de retención y extranjeros que están con detención. Que son extranjeros que están próximos a ser expulsados del país. Tienen causas en trámite, o ingresaron de manera irregular, o tuvieron causas en sus países de origen", graficó Favre.

El 1 de marzo de 2017 entró en vigencia el nuevo decreto que modificó la Ley de Migraciones con el que se aceleraron los procesos recursivos de extranjeros que se ven involucrados en causas judiciales en la Argentina. "Lo que antes tardaba seis meses, ahora se exige que esté en menos de dos meses", describió la supervisora de control.

Desde la oficina de Migraciones buscan indagar cuáles han sido las fallas de esos ingresos irregulares.

Además del caso de estos dos colombianos que estaban de manera irregular en el país, se conoció meses atrás que un hombre de nacionalidad chilena, actualmente procesado por una causa de drogas, había ingresado también de manera irregular al país. Fue detenido junto a un grupo de jóvenes que viajaba a bordo de un camión con panes de marihuana en dirección a Sarmiento.

"Nosotros lo hemos ido a notificar de la disposición. Que haya ingresado de manera ilegal al país, ya es un impedimento para permanecer, sumemos que la persona está imputada con un proceso abierto con prisión preventiva. La Oficina de Migraciones tiene una comunicación diaria con el Juzgado Federal, en su momento lo fuimos a notificar a la comisaría de Sarmiento. Se la notifica desde Migraciones, a esta persona que ha tenido ingreso irregular. Hay una disposición de Migraciones en donde se declara la expulsión con prohibición de reingreso, lógicamente supeditado a lo que disponga la autoridad judicial porque está dentro de un proceso judicial", argumentó Favre.

"TIENE QUE ACATAR LAS NORMAS DEL PAIS"

"Tenemos muy buena relación con los juzgados federales, decimos que una persona tiene que acatar las normas de un país, si no lo hace es pasible de una suspensión y una expulsión", advirtió Barrios.
"Nosotros estamos abiertos para llegada de extranjeros que vengan en forma regular. Con la gente que viene a trabajar nosotros no tenemos ningún inconveniente", afirmó el delegado de Migraciones.

Favre, en tanto, describió que hay 273 pasos fronterizos en medio de la enorme extensión de la Argentina, pero que ante los ingresos irregulares "la idea es mejorar, es una bajada de línea del gobierno y es una constante, toda la información que nosotros podamos recabar para una mejora, la vamos a tomar", explicó.

Barrios dijo que además de trabajar con los juzgados federales de Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia, lo hacen con el área de Investigaciones de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

"A partir de marzo de 2016 incrementamos los controles de permanencia en nuestro país, hemos hecho operativos en conjunto con la Policía de la Provincia del Chubut, con la Policía Federal, Gendarmería y hasta estamos trabajando con las vecinales. Vamos acompañados por la policía a verificar domicilio por domicilio por la regularidad de los extranjeros", describió Barrios.

Cuando el policía detecta que en el delito está involucrado un extranjero, se pone en contacto con la Dirección de Migraciones. "Es para que nosotros detectemos si está en forma regular o irregular en el país", sostuvo Barrios.

Aclaró que haber obtenido el DNI de residencia en la Argentina no excluye de las expulsiones a un extranjero que delinque, ya que hasta se puede cancelar el trámite.

"De hecho muchos de los extranjeros que hoy se encuentran detenidos, hoy son portadores de DNI de residencia permanente, así y todo la Ley contempla que de acuerdo al delito que haya cometido y el cómputo de pena que se le haya otorgado, nosotros como Dirección Nacional de Migraciones podemos cancelar esa radicación", explicó Favre.

"Una persona paraguaya vino a renovar una 'precaria' (trámite de permanencia temporal) y cuando vamos a consultar los antecedentes tenía una orden de captura de INTERPOL, retuvimos a esa persona con Gendarmería Nacional y después se debió extraditar", describió Barrios sobre uno de los casos de expulsión.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico