Los dos jóvenes que robaron una Play y un LCD quedaron en libertad

Felipe Cerroría y Jorge Romero, los dos jóvenes que fueron detenidos el sábado a las 23 en el Máximo Abásolo con una Play Station y un LCD que según se investiga robaron de una vivienda de Altavista y Cafrune, fueron dejados en libertad. El fiscal Julio Puentes solicitó la prisión preventiva de Romero porque tiene una condena condicional en suspenso de dos años y si esta causa llega a una condena la misma debería ser efectiva, pero su pedido fue desestimado por el juez Miguel Caviglia que le otorgó presentaciones semanales.

Ayer Felipe Domingo Cerroría (19) y Jorge Cristian Romero (24) fueron imputados de robo en grado de tentativa tras ser detenidos el sábado a las 23 en el barrio Máximo Abásolo cuando escapaban con una consola de Play Station, un televisor LCD y un control remoto en Altavista y Cafrune.
Según se investiga, Cerroría y Romero ingresaron por la fuerza a una vivienda de una mujer en la que un joven del barrio jugaba a la Play y tras golpearlo en el rostro se llevaron la consola de video juegos y el televisor.
Ante el alerta, personal de Infantería de la Policía colaboró con la Seccional Séptima de Policía que en esos momentos intervenía en el violento robo al taxista en la parte alta de La Floresta y detuvieron a los dos sospechosos.
En la Oficina Judicial ayer el fiscal Julio Argentino Puentes abrió la investigación bajo la figura de "robo en grado de tentativa" y solicitó al juez Miguel Caviglia la prisión preventiva de Romero ya que este joven –dijo- presenta una condena de prisión condicional de dos años por una causa de robo agravado.
Para Puentes, la pena condicional que Romero recibió en junio del año pasado se puede convertir en cumplimiento efectivo si es que esta nueva causa prospera y llega a una nueva condena, por lo que ante el peligro de fuga solicitó al juez cautelar el proceso de investigación.
Sin embargo, el defensor Carlos Amado Coelho se opuso a la prisión preventiva solicitada por el acusador y solicitó medidas sustitutivas, por lo que el juez Miguel Caviglia dispuso presentaciones semanales ante el órgano de control de la Oficina Judicial todos los lunes, así como la prohibición de acercamiento a las víctimas.
Cerroría, por su parte, aunque tiene legajos abiertos en Fiscalía no cuenta con antecedentes penales. Este joven que ahora está imputado por el robo fue invitado por su defensor público a realizar una denuncia por apremios ante el Ministerio Público Fiscal ya que presentaba traumatismos en su tobillo izquierdo.
El joven ingresó y se retiró de la Oficina Judicial rengueando, apoyado en el hombro de su compañero de causa. El pie del joven presentaba hematomas e hinchazón a simple vista.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico