Los entretelones de la organización

Las voces más críticas en torno a la iniciativa del centro comercial a cielo abierto se enfocaron en la elección del día -un domingo- y la fecha, fin de mes, y su implicancia en el poder adquisitivo de la gente.
El presidente de la Cámara de Comercio, Alexis Tögel explicó que la organización se inició sobre finales de 2015 planificando realizar la experiencia en el marco del aniversario de la ciudad. Así, la cuestión climática era clave, y del control riguroso del pronóstico que determinó fines de semana de vientos intensos, lluvias o jornadas de 30 grados invitando el vuelco masivo a las playas, surgió que el termómetro ideal era hoy: nublado, sin probabilidad de vientos ni lluvias y temperatura agradable.
También era importante debutar con la experiencia un domingo, dado que es el día en que resulta menos traumático realizar el corte de tránsito en una arteria neurálgica como la San Martín, máxime tratándose de un encuentro que se organiza por primera vez y sobre la que no se sabe por ende cuál será el grado de adhesión y aceptación de los ciudadanos, que a propósito, serán encuestados y hoy -al igual que los comerciantes - para poder concretar el balance de la propuesta.
Aclarados ambos puntos, Tögel consideró necesario explicar cuál será la situación de los empleados de comercio. Admitió que lógicamente preocupa a la representación sindical cuál será la política laboral aplicable a la jornada de descanso.
El referente de la Cámara de Comercio subrayó que los trabajadores que cumplan su jornada hoy recibirán el pago de las horas al 100% como es debido, además de gozar del día compensatorio de ley. Y aclaró que la actividad no implica que se hará todos los domingos sino que la jornada puede variar, ya que la fecha para esta prueba piloto se eligió de modo arbitrario por los motivos ya expuestos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico