Los familiares del bebé que nació sin vida increparon a directora del Hospital Zonal

Una situación de extrema tensión se vivió ayer en el Hospital Zonal de esta ciudad cuando familiares del bebé que naciera el lunes sin vida por "negligencia médica" -según denunciara la familia Amaya- se cruzaron con la directora general, Patricia Zari, a quien profirieron acusaciones e insultos.

Caleta Olivia (agencia)

Armando Amaya, abuelo paterno del bebé a quien sus padres Jonathan Amaya y Cintia Nahuelguer, llamaron Bautista Uriel, contó que su hijo y su nuera concurrieron a la guardia del nosocomio el domingo a las 21 cuando la mujer acusaba fuertes dolores.
A las 23 le realizaron un monitoreo fetal, a través del cual determinaron que el bebé se encontraba en buen estado y les recomendaron que volvieran a su casa ya que la joven de 21 años no había dilatado.
A las 3 Cintia rompió bolsa mientras se encontraba en su vivienda, por lo que nuevamente concurrieron al nosocomio y según los dichos de Armando -quien ya realizó la denuncia policial-, volvieron a pedirles que se fueran a la casa, evaluando que aún no comenzaba con el trabajo de parto.
Jonathan se molestó por esa respuesta y exigió que internaran a su novia, por lo cual la ubicaron en el área de preparto. A las 9, "mi nuera ya no daba más del dolor y mi hijo les pidió a los médicos que por favor la atendieran, aunque ellos les dijeron que era normal que sintiera dolor".
Minutos más tarde, Bautista Uriel nació sin vida y la familia denuncia que nadie les dio ningún tipo de explicación y que a pesar de que ya pasaron más de 48 horas, aún no conocen la causa de la muerte.
Uno de los tíos del bebé manifestó furioso que "a mi sobrino me lo mataron acá. Nadie nos explica nada y queremos que nos digan la verdad de lo que pasó, sin mentiras. A Cintia el psicólogo que la fue a ver a la sala le dijo que el bebé nació muerto por culpa de ella porque tenía una infección".
Los familiares del joven matrimonio colocaron diversos carteles en la galería del primer piso del hospital, en los cuales plasmaron frases como "Justicia por Bautista", "Zari mentirosa", "HZCO mata gente" y "Directora de la mentira", entre otras.
Pero el momento de máxima tensión se registró al promediar el mediodía, cuando la directora del nosocomio pasó en dirección a su oficina por la galería donde se encontraban los familiares y fue increpada.
Con varios insultos de por medio, le exigieron que diera explicaciones sobre las causas de la muerte de la criatura y sobre quién recae la responsabilidad.
Tal fue el nerviosismo que expresaron los familiares que rápidamente se hicieron presentes efectivos policiales, como así también personal de seguridad privada, aunque no debieron intervenir.

INVESTIGACIONES
INTERNAS
Minutos más tarde Zari, junto a la directora asociada, Betina Persani, y el jefe del departamento de Obstetricia, Daniel Diez, ofrecieron una conferencia de prensa en la cual expresó que "se entiende la terrible angustia por la pérdida de un bebé que tan ansiosamente estaban esperando. Pero es una institución donde hay alrededor de 220 profesionales y cada uno en su accionar tiene su responsabilidad médica legal. De esa manera van a poder dar las explicaciones correspondientes de lo que sucedió".
Asimismo, detalló que "las investigaciones son internas y vamos a saber las causas de la muerte cuando estén los resultados de los estudios, lo cual podría ser la próxima semana. Pero son los especialistas en ginecología, obstetricia y neonatología, quienes mejor podrían informar el diagnóstico definitivo en este caso".
"La joven dio a luz un feto sin vida y entiendo que ante la desesperación y angustia de la familia siempre se busca a un responsable y en este caso la cara visible somos nosotros, pero también son responsables cada uno de los profesionales que atienden a cada uno de los pacientes. En un hospital trabajamos con la vida y la muerte permanentemente", acotó.
Por su parte, el médico Diez dijo que recién ayer conoció a la paciente, que continúa internada, y explicó que "la rotura de bolsa no es para nada una urgencia médica. Es más, en los prematuros a veces la madre rompe bolsa dos meses antes y continúa el bebé creciendo en su vientre".
Consultado sobre por qué puede fallecer el bebé si todo era normal, respondió que "es el misterio de la vida, que no siempre se puede dilucidar".
Finalmente, dijo que el personal de Obstetricia y Ginecología "jamás hizo paro de consultorio y mucho menos la guardia de ambos sectores. Las medidas de fuerza jamás influyeron en nuestros servicios".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico