Los gendarmes iban a reprimir a los municipales cuando se anunció el pago

El anuncio de las fechas de pago para la totalidad de los empleados municipales de esta ciudad se difundió minutos antes de las 13 de ayer y fue más que oportuno ya que evitó una inminente represión de fuerzas de Gendarmería contra los manifestantes que, desafiantes, volvieron a plantarse en la ruta.

Caleta Olivia (agencia)

El Departamento Ejecutivo finalmente obtuvo 55 millones de pesos que envía el gobierno provincial en concepto de coparticipación y regalías. Ese monto, sumado a los fondos que ya disponía, le permitirá cancelar, entre hoy y el viernes, el pago de sueldos y prestaciones de servicios correspondientes al mes de mayo a su plantel de algo más de 6.000 trabajadores.
Hoy cobrarán los encuadrados en los módulos de planta permanente 1, 2 y 3, además de quienes ejercen cargos docentes. Mañana será el turno de los módulos 4, 5 y 6, y personal de planes sociales, en tanto que el viernesse hará lo propio con los agentes del módulo 7 y trabajadores de cooperativas.
Este anuncio descomprimió la extrema tensión del conflicto, aunque no lo dio por terminado ya que los huelguistas (todos de planta permanente) decidieron mantener el paro hasta tanto se efectivicen los pagos en forma íntegra. Por tal motivo, resolvieron mantener el acampe frente al edificio central de la comuna y definir el sábado en asamblea si levantan la medida de fuerza.

A MINUTOS DE
LA REPRESION
Inicialmente, el Ejecutivo municipal había anunciado que a las 11 iba a dar a conocer las fechas de pago, pero como nada ocurrió hasta esa hora los trabajadores resolvieron en el sitio de acampe volver a la ruta, previa concentración en la rotonda ubicada frente a la playa de tanques de Termap.
No eran más de 200 y desde allí, cuando llegaba el mediodía, avanzaron en bloque hasta la estación de servicio del acceso norte, donde una dotación de unos 50 gendarmes antimotines les frenó el paso, tal como había ocurrido el jueves cuando se produjeron serios incidentes.
Esta vez no tenían intenciones de chocar en un primer momento con la fuerza de seguridad y en todo caso esperarían hasta las 14 para disputarles el espacio en la ruta.
Más atrás de los gendarmes se encontraban apostados en una segunda línea de contención algunos efectivos de la División Infantería de la Policía provincial, apoyo que había sido requerido por la Gendarmería hasta tanto llegara otra unidad de esa última fuerza que estaba en camino desde Comodoro Rivadavia.
Cuando esta última llegó, el grupo de élite ya sumaba cerca de 200 efectivos y era inminente el operativo de represión porque había quedado anulado el paso por el barrio Altos del Golfo, el único camino de alternativa para el paso de camiones y colectivos.
Ello se debió a que los vecinos se ese sector urbano decidieron bloquearlo con un montículo de tierra dado que el tránsito pesado por esa zona había generado serios problemas y por ello ayer solo podían circular autos y camionetas.
Fue entonces cuando providencialmente, alrededor de las 13, se conoció el comunicado de fechas de pago. Los manifestantes decidieron en la asamblea de ruta -a metros de los gendarmes- replegarse hasta el sitio de acampe y esperar hasta el sábado, pero dejando sentado que el paro no se levantaba.

PRADES AGRADECE AL
GOBIERNO PROVINCIAL
Poco más tarde, en diálogo con El Patagónico, el intendente Facundo Prades confirmó que en horas de la mañana el gobierno provincial transfirió a la comuna 35 millones de pesos que se sumaban a los 20 que había enviado la semana pasada, en ambos casos en concepto de coparticipación, a lo que se sumaba otro monto que ya disponía por rentas generales.
"Hemos hecho todas las gestiones y agradecemos el gesto de la Provincia porque sin ayuda externa se nos hace imposible afrontar el pago de los haberes", expresó.
El jefe comunal también reiteró que la situación financiera de la comuna sigue siendo difícil porque necesita casi 65 millones de pesos extra para afrontar los salarios.
"Ahora espero como devolución para la comunidad que por favor empiecen a trabajar. Creo que el camino es el diálogo y no ir a la ruta o tomar otras medidas extremas, como la intención de ir a prender fuego mi casa, según una de las mociones que se hicieron en asambleas. Esto -sostuvo- me da la pauta de que hay gente que está digitada políticamente y busca claramente desestabilizar al gobierno municipal".
Respecto de las previsiones de pago para los próximos meses, Prades indicó que Nación ha entablado un mecanismo de devolución progresiva de regalías que estuvieron retenidas. En ese sentido, especificó que otras provincias ya firmaron el acuerdo y solo resta que lo haga Santa Cruz, con lo cual se podrán cubrir las necesidades salariales de todos los municipios.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico