'Los Gladiadores' debutan en el Mundial de hándbol con los campeones olímpicos

La selección nacional masculina, que dirige Eduardo Gallardo, inicia esta tarde en París su participación en la Copa del Mundo que tiene como defensor del título al dueño de casa Francia. El principal objetivo será pasar a octavos de final y mejorar el 12° puesto obtenido en las competencias de Suecia 2011 y Qatar 2015.

El seleccionado argentino masculino de hándbol, 'Los Gladiadores', debutará hoy en el XXV Mundial de la especialidad cuando se enfrente con el poderoso Dinamarca, actual campeón olímpico y uno de los máximos candidatos a quedarse con el título, en un partido correspondiente al Grupo D del torneo que se lleva a cabo en Francia.
El encuentro se jugará en el estadio Accord Hotel Arena, de París, desde las 16:45 (hora de Argentina) con televisación de TyC Sports.
Será la undécima participación consecutiva de los argentinos, que no faltan a una cita mundialista desde su debut en Japón en 1997, y el principal objetivo será pasar a octavos de final y mejorar el duodécimo puesto conseguido en las competencias de Suecia 2011 y Qatar 2015.
A diferencia de otras oportunidades, esta vez, 'los Gladiadores' cayeron en un grupo menos incómodo, lo cual no quiere decir fácil, ya que compartirán con cuatro equipos que participaron de los Juegos Olímpicos de Río 2016, con Dinamarca, Qatar (a ambos los enfrentó en la primera ronda del torneo olímpico), Suecia y Egipto, más Bahrein.
Luego del debut, el calendario argentino continuará el domingo 15 ante Suecia (10:45); el martes 17 ante Qatar (13:45); el miércoles 18 Egipto (10) y el viernes 20 cerrará frente a Bahrein (10).
Para clasificar a los octavos de final, Argentina deberá quedar entre los cuatro primeros de su zona y, en caso de avanzar se cruzará con un equipo del Grupo C.
Desde hace tiempo que Argentina no va a los torneos grandes sólo a participar. En esta oportunidad arriba a tierras francesas con un plantel maduro en cuanto a edad y roce internacional, potenciado por el regreso de su as de espadas, Diego Simonet, quien volvió a vestir la camiseta "albiceleste" luego de recuperarse de la rotura de ligamentos de la rodilla derecha.
Eduardo Gallardo, el entrenador nacional, llega a este certamen con un equipo sólido, con un recambio generacional que da nuevo aire y energía, pero por encima de todas las cosas pleno en la parte física, algo que no pasó en el Panamericano disputado en Tecnópolis, donde terminó tercero y clasificó al Mundial, y los Juegos Olímpicos de Río.
Por esa razón, si 'Dady' consigue que sus jugadores exploten al máximo sus capacidades y desarrollen un juego en equipo ensamblado, la posibilidad de conseguir más de una victoria y clasificar a la segunda ronda estará más cerca.
Más allá del talento del 'Chino', jugador del Montpellier francés, Argentina cuenta con la capacidad de conducción de Sebastián Simonet, el cerebro armador del juego, la voz de mando del capitán y experimentado pivot, Gonzalo Carou, la solidez del arquero Matías Schulz, y el gran momento del extremo derecho Federico Pizarro, ganador de cuatro títulos locales el año pasado con su club, UnLu, y ganador del Olimpia de Plata.
Como preparación y antes de viajar a París, los dirigidos por Gallardo participaron del Torneo Internacional de Irún, donde cosecharon derrotas frente a Qatar y España, más un empate frente a Polonia.
Enfrente estará Dinamarca, equipo que por historia y resultados es una verdadera potencia del balonmano, con jugadores dotados técnicamente, tanto en defensa como en ataque, y que contará con Mikkel Hansen, elegido el mejor jugador del mundo en 2011 y 2015.
Los nórdicos casi no tienen puntos flojos en su juego, ya que disponen de un jugador de elite en cada puesto titular y tiene un potencial físico asombroso.
Además, tras haber derrotado a Francia 28-26 en la final de Río 2016, los daneses se sacaron la mochila que arrastraban después de haber perdido las últimas dos finales: en el Mundial 2013 ante España (35-19) y en el Europeo 2014, como local, ante los franceses (41-32).
Este será el cuarto enfrentamiento entre argentinos y daneses en un Mundial después de las victorias de los europeos 29-21 en Egipto 1999 y 31-24 en Francia 2001 y el recordado empate 24-24 en Qatar 2015.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico