Los gremios anticipan un pedido "por arriba del 30 por ciento" en paritarias

"Según nuestras mediciones, terminamos 2015, sin contar la devaluación, con un 28 por ciento de inflación", afirmó Schmid, titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte.

El dirigente de la CGT-Azopardo, Juan Carlos Schmid, reveló que el índice de inflación elaborado por esa central registró para 2015 un incremento del 28 por ciento "sin contabilizar el impacto de la devaluación", por lo que estimó que los gremios reclamarán para este año un aumento salarial "por encima del 30 por ciento". En tanto, los trabajadores del subte adelantaron que pedirán un bono de fin de año y advirtieron sobre medidas de fuerza.
"Según nuestras mediciones terminamos 2015, sin contar la devaluación, con un 28 por ciento de inflación", afirmó Schmid, también titular de Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT). En diálogo con la agencia Télam, Schmid remarcó que "el anual, con los corrimientos de precios, aumentos de precios o como queramos llamarles, está en ese índice", aunque aclaró: "Todavía no hemos proyectado sobre diciembre lo que pasó con la devaluación de nuestra moneda".
El dirigente sindical sostuvo que se evalúa un pedido que "está por arriba del 30 por ciento", aunque consideró que "todavía falta medir también el comportamiento de enero y febrero". "La escalada de precios fue previa a la devaluación y la devaluación históricamente ha golpeado el bolsillo de los trabajadores", subrayó.
El indicador del Observatorio Económico y Social de la CGT-Azopardo cobra mayor relevancia a partir de la decisión del gobierno de decretar la "emergencia estadística nacional", que incluye la no publicación del indicador de inflación "hasta nuevo aviso".
Para Schmid, las negociaciones paritarias de este año estarán condicionadas por la negativa de gobierno nacional de otorgar una compensación general a los trabajadores estatales. "En su momento les recordaremos que no hemos tenido esa compensación para amortiguar el impacto que ha tenido en precios las medidas gubernamentales y la inflación", puntualizó.
En la misma línea, la última semana el secretario general de la CTA-Autónoma Pablo Micheli había anticipado que esa central sindical iba a reclamar un aumento salarial del 35 por ciento como forma de compensar la pérdida del poder adquisitivo provocado por el alza de precios y la devaluación.
En tanto, el secretario general de los metrodelegados, Roberto Pianelli, anticipó que esta semana reclamarán un "bono de emergencia de 10.000 pesos" para compensar lo que definen como "un desbarajuste en los precios que afecta el poder adquisitivo de los trabajadores".
Pianelli expresó "una gran preocupación por la situación abierta tras la devaluación" y precisó que "este miércoles tendremos una audiencia con la empresa (Sbase S.E. encargada de administrar ese medio de transporte) donde vamos a reclamar un bono de emergencia de 10.000 pesos", que en caso que no fuera otorgado "nos obligará a tomar medidas de fuerzas, probablemente paros en el servicio".

CERRAR FILAS
Algunos de los principales referentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Central de Trabajadores Argentinos comenzaron a unificar sus posturas contra los límites en las paritarias y el repudio a los dichos del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, de que los sindicatos deben optar entre salarios y empleo.
"La frase de Prat-Gay no me parece feliz", sostuvo el titular del Sindicato de Vendedores de Diarios, Revistas (SIVENDIA), Omar Plaini. El gremialista cercano a Hugo Moyano agregó que "quieren condicionar con pérdida de empleo paritarias que son libres por definición. Vamos a defender nuestros derechos y nos preocupa esta situación. Nosotros no queremos ser los convidados de piedra en el diálogo económico y social".
En el mismo sentido, Yasky opinó que "este Gabinete de las multinacionales que se llama Ministerio de Hacienda pretende generar desocupación para presionar a los sindicatos. Nosotros no podemos permitir esta extorsión disfrazada de política económica de desempleo".
En el mismo sentido se expidió el titular de la asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Capital Federal, Daniel Catalano: "Nosotros en 12 años hemos negociado salarios con inclusión, por lo que si el pretende cerrar su modelo con despidos, lo que está mal es su modelo y debería revisarlo."
El secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), Ricardo Pignanelli, concluyó que "si ellos quieren llegar a pobreza cero no tienen que amenazar con la falta de trabajo para la negociación económica. Él debería hablar de estabilidad económica y despido cero".

TEXTUALES

Hugo Yasky: "No hay diálogo económico posible sin paritarias libres, políticas tendiendo al pleno empleo y la defensa del Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil. No aceptamos este apriete a gremios".
Ricardo Pignanelli: "El gobierno permitió la apertura de las importaciones de autos y partes, lo que demuestra que no valoran el contenido nacional de los vehículos y el trabajo que genera".
Omar Plaini: "Todas las medidas que tomaron favorecieron a los sectores más concentrados. Tenemos que poner en la mesa también cómo defender a los trabajadores y a los que menos tienen".
Daniel Catalano: "El diálogo que tanto pregonan es una mentira, están determinados a conducir el país por decreto. Lo del ministro es una extorsión para culpar a gremios por sus políticas".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico