Los gremios municipales acordaron con el Ejecutivo un 21% de aumento salarial

El acuerdo, que debe ser ratificado por el Concejo Deliberante, establece que el incremento será retroactivo al 1 de marzo.

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) y la Asociación de Personal Jerárquico Municipal firmaron ayer un acuerdo con el Poder Ejecutivo en el marco de la mesa paritaria que se inició en la segunda quincena de marzo. Se estableció un aumento del 21% de incremento salarial, retroactivo a los haberes de marzo y que percibirán todos los empleados con el salario de abril.
Ayer se confeccionó el acta acuerdo con la rúbrica del intendente Carlos Linares, los representantes gremiales y los secretarios de Gobierno, Máximo Naumann y de Finanzas, Diego Touriñan. Ahora resta remitirlo al Concejo Deliberante para que se ponga en aplicación.
Los gremios habían manifestado al inicio de la ronda de negociación que su pretensión era de un 30% anual y el porcentaje acordado corresponde al primer semestre. "Cerramos el primer semestre del año, desde el 1 de marzo y se paga con los haberes de abril y esto tiene un vencimiento el 31 de junio y el segundo semestre comienza el 1 de julio, estableciendo allí la segunda pauta salarial para ser cobrada con el sueldo de julio", explicó el secretario general del SOEM, David González.
En este sentido también manifestó que se estableció una discusión paritaria en dos tramos porque "hay que ver la realidad que está viviendo el sector de trabajo hoy, una realidad que ha golpeado muy duro a nivel nacional, viendo la devaluación de la canasta familiar, el aumento del transporte, los servicios de luz y gas y hablar de menos de un 30% de acá hasta fin de año es una locura, pero en este caso estamos hablando del primer semestre para sentarnos en julio a discutir la pauta salarial, con la expectativa de cerrar ahí el anual", aseguró el dirigente municipal.

DISCUSION SALARIAL
"Nuestro municipio está al revés de lo que sucede en el país, nosotros estamos llevando adelante paritarias y negociando un aumento salarial, mientras en otras ciudades se habla de achicar y de despidos. Las paritarias son todos los días y mantenemos las puertas abiertas", contrastó Linares sobre el acuerdo firmado ayer.
"Sabemos de las necesidades del personal y estamos trabajando para profundizar en los distintos temas y mejorar, mirando para adelante en ese diálogo fluido que tenemos con el SOEM y la APJ. Siempre tenemos las puertas abiertas para los empleados municipales y tenemos en claro que son el pilar de la Municipalidad", insistió.
Además, se refirió a la situación de los becados del municipio, quienes siguen reclamando su pase a planta. "Tomamos rápidamente la determinación de aumentar un 100% la beca mínima, que pasó de 1.500 a 3.000 pesos. Sabemos que es poco, por eso vamos a revisar caso por caso para ir armando los primeros contratos y que, a futuro, ocupen puestos en planta transitoria y permanente, porque son parte de la Municipalidad y junto con los gremios lo sentimos así", indicó.
"Quiero dejar en claro que trabajaremos sin aceptar ningún tipo de presión, acá el que trabaja cobra y el que no, no cobra, en eso seremos inflexibles, porque vamos a avanzar para darles la dignidad que durante mucho tiempo no tuvieron. Es nuestro compromiso llegar a la definición en este tema, pero los tiempos los vamos a manejar nosotros. Ya dimos las primeras muestras de que solucionaremos este problema", aclaró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico