Los imputados por el crimen de Funes continuarán detenidos hasta el juicio

Los acusados por el homicidio de Eduardo Funes, ocurrido en julio del año pasado en el barrio Máximo Abásolo, continuarán detenidos hasta el juicio, que se desarrollará en setiembre. La juez natural de la causa le negó el arresto domiciliario a uno de ellos, Sebastián César Bahamonde, durante una revisión de la medida. Un pastor evangélico había ofrecido su domicilio para contenerlo. La víctima murió de más de 60 puñaladas.

La prisión preventiva que viene cumpliendo Sebastián César Bahamonde (28) fue confirmada hasta el 18 de setiembre, fecha que tiene programada la Oficina Judicial para el cierre del juicio oral y público al que será sometido junto a Juan Julio Serrano (26). Los dos están acusados como coautores del homicidio de Eduardo Funes (29).
El crimen ocurrió durante los primeros minutos del 16 de julio y fue un joven quien lo encontró tirado en la calle, tras lo cual le dio aviso a la policía de la Seccional Séptima. El cuerpo estaba desangrado, en un pasaje sin nombre que está en inmediaciones de la avenida Pieragnoli y Los Ciruelos, en el barrio Máximo Abásolo.
Por sus características, el caso fue calificado como homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas. Ello, en los términos del artículo 80, incisos 2 y 6 del Código Penal. En el mismo se fija una pena de prisión perpetua y en este caso deberán responder Bahamonde y Serrano como coautores.
La víctima tenía 60 cortes con arma blanca, 20 de los cuales fueron aplicados en la cara y los 40 restantes en el tórax. Así lo determinó la autopsia que se le realizó a instancias del titular de la acción penal.

RECHAZARON
DOMICILIARIA
En la revisión de la prisión preventiva se ofreció el domicilio de un pastor evangélico para que Bahamonde pueda alojarse y cumplir en él la medida de coerción, algo a lo cual se opuso el Ministerio Público Fiscal y la juez natural de la causa, Daniela Arcuri, coincidió con la parte acusadora. En consecuencia se rechazó la morigeración requerida por la defensora pública, María Cristina Sadino.
En otro tramo de la audiencia la funcionaria de fiscalía, Verona Dagotto, sostuvo que no variaron las condiciones que fundaron los peligros de fuga y entorpecimiento de la investigación, por lo que solicitó que se mantenga la medida hasta el juicio, el cual se iniciará el 12 de setiembre y finalizará el 18 de ese mes. El tribunal ya fue designado y la tarea de juzgar la tendrán los jueces Raquel Tassello, Mariel Suárez y Jorge Odorisio.
A todo esto, hay que señalar que Serrano fue condenado por un delito contra la propiedad, luego que firmara un juicio abreviado y se unificaran las penas que ya tenía. Quedó el monto a cumplir en 2 años, 1 mes y 28 días de cumplimiento efectivo. Esa pena había quedado firme y tenía que comenzar a cumplirla, pero no se presentó. Por ello, la Fiscalía lo había declarado rebelde y estando en esa condición fue que se involucró en el homicidio de Funes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico