Los inversores de la refinería para Comodoro buscan reflotar el proyecto

"Queremos desarrollar una refinería en donde se saca el petróleo, con el crudo Escalante", indicó el presidente de Refinerías Patagónicas, Martín Miguelez. La inversión proyectada es de 400 millones de dólares con un estimado de treinta meses para su construcción.


Las autoridades de Refinerías Patagónicas presentaron su proyecto al gobernador Mario Das Neves en un nuevo intento para levantar una refinería en Comodoro Rivadavia. La propuesta lleva varios años y en 2015 estaba en análisis del Gobierno provincial el Estudio de Impacto Ambiental.
El proyecto tiene como fundamentación el procesamiento de petróleo Escalante, en la actualidad de difícil ingreso a las refinerías nacionales. La falta de adaptación para procesar un crudo de alta viscosidad y un precio superior al recurso que puede importarse son barreras para la producción de crudo de Chubut.
"Queremos desarrollar una refinería en donde se saca el petróleo, con el crudo Escalante", indicó el presidente de Refinerías Patagónicas, Martín Miguelez. "En este momento que tenemos desarrollada toda la tecnología y el estudio del proyecto esperemos poder tener el acompañamiento provincial", afirmó.
"Lo importante del proyecto es que el crudo Escalante que hoy se exporta para compensar otro tipo de petróleo se pueda destilar y refinar localmente", indicó en diálogo con Radio del Mar. Una vez iniciada la construcción, demandará 30 meses con una inversión de 400 millones de dólares, con 400 empleos iniciales y 170 definitivos.
Los datos del año pasado presentados en el proyecto indicaban que la refinería procesaría 2800 metros cúbicos diarios de petróleo crudo y generaría productos como nafta, GLP, fuel oil, fuel gas y gasoil, entre otros.
Ya en 2011, Das Neves había escuchado esta iniciativa a la que catalogó como una de las más sólidas presentadas. Es que hace más de 30 años que Comodoro Rivadavia recibe propuestas de unan refinería que nunca fueron concretadas o quedaron simplemente en palabras.

RENOVADOS ANUNCIOS
Corría 1984, el bloque de diputados provinciales del PJ recomendó al gobierno una planta petroquímica. En 2004, los intendentes de la Cuenca del Golfo San Jorge manifestaron en Cañadón Seco el pedido de una refinería en Ramón Santos, el límite entre Chubut y Santa Cruz.
En 2006, el PJ intentó de nuevo cuando José Karamarko pidió un estudio de factibilidad. Al año siguiente, el ex presidente venezolano Hugo Chávez le manifestaba al gobernador Mario Das Neves el interés en construir una refinería con PDVSA en Chubut.
Pan American Energy también amasó la idea de una refinería y hasta le puso monto de inversión: 2.500 millones de dólares, en 2008.
Néstor Di Pierro, en su paso por Petrominera en 2009, anunció la operación de una refinería en 2011, pero no prosperó.
Tiempo después los entonces gobernadores de Chubut, Martín Buzzi, y de Santa Cruz, Daniel Peralta, plantearon otra vez la refinería conjunta en el límite interprovincial.
En diciembre de 2012, Oscar Cretini en su rol de presidente de Petrominera Chubut apuntó que uno de los objetivos de la compañía era construir una pequeña refinería elaborar gasoil y fuel oil.
Y la ex presidente Cristina Fernández de Kircher le pasó la posta a su candidato presidencial de 2015, Daniel Scioli: "Yo sé que Scioli la llevará adelante y entrará en la historia de la Patagonia".
Ese mismo año, Refinerías Patagónicas avanzaba con la factibilidad de su proyecto de 2011, que en 2016 recupera fortaleza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico