Los Jaguares se despidieron del torneo Super Rugby con un triunfo

El partido se disputó en el estadio AAMI Park de Melbourne. De esa manera, el conjunto argentino cosechó siete victorias en la competencia internacional que agrupó a los mejores equipos del hemisferio Sur y de Japón.

La franquicia argentina Los Jaguares derrotó ayer a los Rebels, de Australia, por 32-29, en un encuentro jugado en la ciudad de Melbourne por la última fecha del torneo Súper Rugby, que agrupa a los mejores equipos del hemisferio Sur y de Japón.
El partido válido por la 17ma. fecha del certamen se disputó en el AAMI Park de Melbourne, fue arbitrado por el australiano Angus Gadner y al término de la primera parte los Rebels se imponían por 19-10.
Los Jaguares se despidieron de su gira por Oceanía con dos triunfos, ya que la semana anterior derrotaron categóricamente a los Warathas de Australia 40-27, en un encuentro jugado en el Allianz Stadium de la ciudad de Sydney.
El conjunto argentino alcanzó siete triunfos en la competencia frente a Kings (39-26), Lions (36-24), Cheethas (41-14), Reds (22-8), Sunwolves (46-39) , Warathas (40-27) y Rebels (32-29).
En tanto, ocho fueron los traspiés, ante Stormers (32-25), Sharks (18-13), Bulls (26-13), Lions (24-21), Sharks (33-25), Force (16-6), Brumbies (39-15) y Kings (31-30).
La Zona África 2 tiene como clasificados a los playoffs al puntero Lions 61) y a su escolta Sharks (42), mientras que Los Jaguares están terceros (33) y los Kings últimos (27).
Los tantos argentinos fueron concretados con dos tries de Santiago Cordero, Guido Petti y el ingresado Gonzalo Bertranou, uno cada uno, dos penales y tres conversiones de Nicolás Sánchez y una conversión de Juan Martín Hernández.
Para Rebels sumaron tries Reece Hoddge y Steve Cummings, con cinco penales y sendas conversiones de Reece Hodge y Been Meehan.
El conjunto argentino justificó con creces el triunfo por la excelente performance en la parte complementaria, basada en la solidez en defensa, el juego ordenado y la disciplina para dar vuelta un resultado adverso y conseguir marcar tres tries.
Los Jaguares fueron superados en la primera parte por los Rebels que aprovecharon la desconcentración, las fallas en el contacto y manejo de la pelota de sus adversarios, lo que les permitió tener el control de las acciones y ser los protagonistas.
El equipo argentino repitió fallas en las formaciones fijas y desconcentración e imprecisión en jugadas de ataque y desajustes disciplinarios que le costaron cuatro penales convertidos por Hodge.
En los minutos finales de la primera parte, Los Jaguares aprovecharon la chance para conseguir su primer try marcado por Santiago Cordero en veloz corrida.
Asimismo, en los minutos finales Hodge logró convertir un nuevo penal para lograr un parcial para la franquicia australiana por 19-10.
En la segunda parte, los argentinos tomaron la iniciativa de las acciones y luego de desaprovechar dos posibilidades de try por imprecisiones propias, en una jugada de ataque el segunda línea Guido Petti marcó la segunda conquista tras recibir un pase de Sánchez.
Minutos más tarde, Los Jaguares continuaron con el dominio, llevaron el juego a campo contrario y pasaron a ganar por primera vez con un try marcado por el ingresado Gonzalo Bertranou en una jugada a cinco yardas del ingoal contrario para dejar el parcial 25-22.
El golpe final de Los Jaguares cuando ya venía jugando con presión y si cometer penales llegó con el try del wing Cordero tras un pase certero del ingresado Juan Martín Hernández
Los puntos más altos de la franquicia argentina fueron el capitán Agustín Creevy, el wing santiago Cordero y el tercera línea Pablo Matera.
Los Jaguares recuperaron en su periplo por Oceanía la madurez, el carácter, la efectividad y la disciplina que exige esta competencia, que revirtió la pálida imagen con las dos primeras victorias en tierras australianas.
En el balance del certamen, al principio hubo actuaciones sólidas, pero con el correr de los encuentros el equipo cayó en el aspecto anímico y el desgaste físico afloró ante una competencia tan exigente, cuyo resultado fue sufrir varios traspiés consecutivos, más por errores propios que por méritos del rival.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico